Radio Continente FM

NOTICIAS

30% de los hogares de la región mantienen deudas en el mercado informal

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La cifra, revelada por un estudio de Chiledeudas.cl, evidencia el fuerte avance de esta modalidad crediticia debido principalmente al aumento de las restricciones de acceso al crédito formal por parte de la banca. La mitad de sus usuarios corresponden a jóvenes y adultos mayores, quienes se arriesgan a ser víctimas de delitos como usura o estafa.

Uno de los efectos económicos no muy conocidos que ha dejado a su paso la pandemia de Covid-19, ha sido el peligroso avance de la llamada “banca informal”, lo que sumado a las crecientes restricciones al crédito, la ha convertido en la única modalidad que tiene mucha gente para obtener dinero.

Ello ha generado que el endeudamiento en el sistema informal haya crecido hasta niveles muy preocupantes.

De hecho, un estudio de Chiledeudas.cl -que abarcó un universo superior a 1.200 personas en la zona– arrojó que el 30% de los hogares de la Región de Coquimbo tiene algún compromiso financiero de este tipo.

Para peor, el 50% de los endeudados bajo esta modalidad, lo conforman personas mayores de 60 años y jóvenes de entre 18 y 29 años, quienes se exponen a tasas de interés que en promedio, sobrepasan el 100% anual o más.

“Es alarmante que entre adultos mayores y jóvenes, representen la mitad de los chilenos con alguna clase de endeudamiento informal, ya que las personas, además de ser eventuales víctimas de usura o del delito de estafa, podrían verse involucradas en una red de lavado de dinero, lo cual ocasionaría graves consecuencias, no sólo penales, sino que personales en pérdida de su patrimonio. Asimismo, las elevadas tasas de interés asociadas hacen prácticamente imposible el pago posterior, dado que los montos hasta triplican lo solicitado inicialmente”, señala director ejecutivo de Chiledeudas.cl, Guillermo Figueroa.

Pero el estudio arroja también los motivos por los cuales la gente decidió acceder al endeudamiento informal: un 35% frente a urgencias que surgieron antes de la crisis sanitaria, un 30% a causa de la crisis pandémica y las profundas restricciones para el acceso a crédito, 23% debido a la rapidez de liquidez que les otorgó la alternativa; y un 12%, porque el monto que necesitaban no lo obtenían en el mercado formal.

El 40% de los encuestados además, solicitaron montos que fluctúan entre 3 y 5 millones de pesos.

¿Y cómo acceden al dinero? 45% a través de prestamistas informales -principalmente extranjeros- con una entrega directa del monto requerido; 33% por medio de distintas operaciones electrónicas; 12% solicitó recursos financieros a familiares, amigos o conocidos y 10% en casas de empeño.

Los “Gota a Gota”

Esta última modalidad –tradicionalmente asociada a bandas de colombianos- es probablemente uno de los sistemas de banca informal más conocidos en el país.

Al respecto, Pablo Olave, comisario de la Brigada de Delitos Económicos de la PDI La Serena, explica que la tasa de interés que estas bandas ocupan, generalmente llegan al 20% del valor nominal del crédito, “lo que es una tasa sumamente alta”, sostiene.

“Si por ejemplo, hiciéramos un cálculo por un préstamo de 300 mil pesos a 20 días, pagando de manera diaria, sale una cuota de 18 mil pesos. En el fondo la persona paga 360 mil pesos de los 300 y los 60 mil pesos equivalen al 20% de interés, y la tasa cobrada por cuota es de 1%”, indica el comisario.

¿Y qué genera esto? Pues que la persona vaya cayendo en un espiral de crédito.

“Se otorga un crédito, pero la persona no es capaz de pagarlo en los 20 días acordados. Entonces, aparece otro personaje que ofrece pagar el primer crédito. Si se acepta, tengo ya dos créditos. Y al final, se termina pagando ya no el 20% sino un 40% de interés. Al final, las personas se van endeudando y evidentemente van cayendo en poder de estos señores que al final, ya cuando las personas no pueden pagar, aparece la figura del ‘cobrador’ que es amenazador, intimidante y puede llegar a ser violento”, explica.

Debido a que las últimas investigaciones han demostrado que estos prestamistas informales están ligados a otros delitos como el narcotráfico –pues éste se financia en parte de estos cobros abusivos- el comisario Pablo Olave hizo un llamado a la gente a denunciar este tipo de ilícitos si es que son víctimas de estas bandas.

“Nosotros investigamos ese delito. Por eso insto a las personas a que vengan a hacer su denuncia porque muchos piensan que no pasa nada con esto, y no es así. Trabajamos con estos temas y los llevamos a la Fiscalía, y tratamos de llevar a los responsables a una formalización penal. Pero para eso, el primer requisito es contar con la denuncia”, señaló la autoridad policial.