Radio Continente FM

NOTICIAS

A un mes del crimen: Asesinato de Agustina y su padre sigue en impunidad

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Si bien el sujeto ya está individualizado y se han allanado siete casas de familiares y amigos en diversos puntos de la región, no ha podido ser arrestado a más de un mes del crimen de Agustina Ceballos y su padre.

Jhans y Agustina Ceballos, un joven padre de 26 y su hija de seis años, fueron asesinados el pasado 23 de enero, “a sangre fría”, en Ovalle, un crimen que aún no tiene a un responsable tras las rejas y mantiene a una comunidad conmocionada y a una familia sumida en el dolor.

Y es que el presunto doble homicida, quien ya estaría individualizado, aún no es capturado por la Policía de Investigaciones (PDI) quienes señalaron que “se sigue trabajando en las diligencias que permitan dar con el paradero y detener al presunto autor del crimen”.

Diligencias, que incluirían allanamientos de al menos siete domicilios en diferentes puntos de la región de amigos y conocidos del sujeto, según información recabada por El Ovallino, pero que no han dado los resultados esperados.

Para la familia de Jhans y Agustina la justicia está actuando de manera lenta, lo que los mantiene atemorizados, no solo por su propia seguridad, sino porque el victimario podría cometer otro crimen mientras sigue libre.

“Este asesino con sus cómplices aún siguen libres, hay un video donde mi hermano nombra al asesino, ese video lo tiene la PDI y no sé en qué está la justicia que no lo toman detenido y tampoco a sus cómplices.  Estamos hablando de una niña de seis años y este asesino está en la calle y tenemos miedo de que existan otras víctimas inocentes”, indicó Tamara Ite, hermana y tía de las víctimas, quien participó en una velatón el pasado sábado en el sector Espejo de Agua de la comuna de Ovalle en memoria de Agustina.

“Ayer (sábado) vino gente a darnos fuerza, pero nosotros necesitamos que la justicia actúe, que aún no ha hecho nada, teniendo tantas pruebas en las manos, como no van a hacer algo, estamos hablando de una niña inocente, de un ser inocente. Le arrebataron la vida y mi hermano pidió por su vida y el tipo no tuvo piedad con mi sobrina, le disparó sin compasión”, lamentó Ite, con una pena profunda por lo sucedido y agregando que sienten temor porque “este tipo estando suelto puede matar a cualquier otra persona”.

“Mi mamá llora todos los días, mi cuñada igual, a nosotros nos mataron en vida, más encima se trata de una niña que tenía el derecho de estudiar, de crecer, (…) este tipo es una persona mala, porque mi hermano le suplicó, porque andaba con su niña. El día que lo encuentren le voy a preguntar por qué lo hizo”, sostuvo.

Los hechos

El asesinato de Jhans Ceballos y su hija Agustina ocurrió el pasado 23 de enero en la calle Omar Elorza Smith, entre pasajes Mariano Avellana y Crepúsculo, a pocos metros de la plaza Los Poetas, población Mirador.

Según información entregada por testigos, ambas víctimas fueron perseguidas varias cuadras por un sujeto que disparaba en repetidas ocasiones, fue entonces cuando ambos (padre e hija) resultaron heridos y el victimario escapó del lugar.

A las 21.30 horas la Central de Comunicaciones de Carabineros recibió el llamado de emergencia por parte de los vecinos del sector, quienes alertaban a las autoridades sobre las lesiones por arma de fuego que sufrieran las víctimas.

“Al llegar personal de Carabineros al lugar, se pudo constatar que las personas de 26 y 6 años estaban heridas por impactos balísticos. Fueron trasladados al Hospital de Ovalle, donde posteriormente fallecieron producto de las graves lesiones”, informó el día de los hechos a  El Ovallino el prefecto de Carabineros de Limarí Choapa, Coronel Luis Martínez.

Testigos del suceso señalaron a las autoridades que un automóvil blanco, marca Chevrolet, modelo Sail, que era conducido por la víctima, estaba huyendo de otro vehículo cuando chocó contra una camioneta estacionada frente a un negocio familiar de la cuadra. El conductor descendió rápidamente del auto sacando con él a su pequeña hija, ingresando al inmueble para protegerse de quienes le perseguían, pero su estrategia no dio el resultado que esperaba ya que desde el otro vehículo una persona de sexo masculino se había bajado con un arma de fuego, disparando a la víctima adulta, quien con su cuerpo intenta evitar que la menor recibiese algún disparo, aunque dada la cercanía del agresor, eso fue imposible.

Ante el hecho, el Ministerio Público dispuso la concurrencia de la Brigada de Homicidios de la PDI en La Serena para que se hiciera cargo de la investigación y así dar con los autores de este crimen.

El Jefe de la Brigada de Homicidios, Comisario Raúl Alarcón, señaló en ese momento que “al reconocimiento externo del cuerpo se determinó que el adulto presentaba diversos impactos balísticos en las extremidades inferiores y en el pecho. La menor de edad presentaba una herida en la región del cráneo”