Radio Continente FM

NOTICIAS

Comunidad de Pichasca en Río Hurtado se une para liberar el río

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
En la salida noroeste del pueblo, casi llegando a Fundina, una persona construyó un pozón que interrumpió el normal caudal del río. El APR del sector se percató de esta situación y junto a los vecinos desarmaron manualmente la pequeña represa que impedía el paso del agua

La sequía es a todas luces el mayor problema con el que está lidiando toda la región, que se ve acrecentado con malas prácticas de personas particulares. Una de estas situaciones se vivió en la comuna de Río Hurtado durante el reciente fin de semana.

En la salida noroeste de Pichasca, casi llegado a Fundina, una persona construyó, aparentemente con maquinarias, un pozón que interrumpió el normal caudal del río. Todo esto en la jornada del día viernes.

Según relatan los testigos, este pozón habría sido construido con fines recreativos de una propiedad aledaña al río.

De esta irregular situación se percató el APR del sector, y así fue relatado por el secretario Luis Olivares, “nosotros todos los días estamos monitoreando el sistema, también hacemos rondas al canal, entonces en una de esas rondas nos dimos cuenta de que había pasado algo extraño, primero hubo un aumento del caudal que hizo rebasar con agua sucia, después de eso se secó el canal, ahí nosotros seguimos la pista hacia arriba y vimos que habían hecho esta posa”, señaló.

“Ella metió una máquina y nos dejó la embarrada, porque había barro ahí y ese barro lo echaron al río, entonces el agua bajó sucia y nos tapó todo. Por otro lado, como la bomba durante la noche no tuvo agua falló el tablero eléctrico, y eso también lo tuvimos que reparar”, complementó.

Desde el comité de agua potable apelaron a la comprensión de la dueña del terreno, pero no encontraron respuesta positiva, por lo que decidieron desarmar manualmente la pequeña represa junto al resto de la comunidad.

“Lo que ella hizo está prohibido, tratamos de tranzar con ella, pero no se pudo. Para entrar con máquina la única forma de entrar era por la propiedad de ella y nos dijo que no. Entonces llamamos a los usuarios y subimos por el río, en compañía de la alcaldesa y carabineros, ahí pudimos abrir manualmente la laguna”, puntualizó Olivares.

“Hay poca empatía, el río está completamente seco, a los árboles se les están cayendo las hojas. Por otro lado, si se interrumpe el caudal por dos o tres horas nos deja un problema bastante complicado en el comité”, agregó el secretario del APR.

Por su parte, la alcaldesa de Río Hurtado, Carmen Juana Olivares, quiso destacar que la liberación del río fue realizada sin ningún tipo de inconvenientes, “Carabineros acompañó para resguardar el orden, para que no hubiera alteraciones entre los vecinos y las personas que hacían uso de la posa, lo que finalmente no ocurrió”, puntualizó.

La máxima autoridad comunal dejó constancia en la DGA de esta situación, a través del abogado de la municipalidad, “en los tiempos en que hay agua todos disfrutan del río, pero ahora, en la actualidad en que estamos viviendo, tener una posa es tener un privilegio, un privilegio que no puede ser aceptado, considerando que el agua se necesita para consumo humano. Dejamos constancia para que sepan que no vamos a permitir este tipo de privilegios, tenemos que favorecer a las personas para que puedan consumir su agua”, explicó.

Situación actual 

La comuna de Río Hurtado está atravesando uno de sus momentos más críticos en cuanto a escasez hídrica. Según explicaron desde el APR de Pichasca, este comité junto al de Samo Alto se encuentran sin agua, abasteciéndose a través de camiones aljibes.

“El problema del comité de Pichasca es que es muy grande, nosotros abastecemos más de 700 arranques, desde Fundina al puente de Samo Alto, somos el APR más grande de la comuna, abastecemos a la mitad de la población”, señaló Luis Olivares, secretario del APR de Pichasca.

“Además el pozo que abastece el sector secano de la comuna está con fallas, en el río no hay agua porque la están usando para riego la dirección del río y todavía no terminan de regar arriba en Las Breas, entonces pensamos que esta emergencia va durar por lo menos un mes más”, complementó el dirigente.