Radio Continente FM

NOTICIAS

Estos son los nuevos montos que considera la Pensión Garantizada Universal

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El proyecto contempla un pago de 185 mil pesos mensuales que se sumaría a la pensión autofinanciada para 2,3 millones de personas. Los beneficiados serían todas las personas mayores de 65 años que pertenezcan al 90% de los adultos mayores más vulnerables del país.

Este miércoles, y a tres meses del final de su gobierno, el presidente Sebastián Piñera anunció el próximo envío de un proyecto de ley de Pensión Garantizada Universal.

La idea explicó, es que ninguna pensión en Chile quede bajo la línea de la pobreza, razón por la cual llamó al Congreso y a los candidatos presidenciales a apoyar la iniciativa con la que se pretende reemplazar el actual Pilar Solidario y asegurar que las personas sobre 65 años reciban un monto que les asegure la subsistencia.

Por lo mismo, el Mandatario aseguró que el proyecto beneficia a las personas mayores de 65 años que pertenezcan al 90% más vulnerable de las familias, independiente de si están pensionados o sigan trabajando. Quedarán excluidos sólo el 10% más rico.

Aporte mensual 

La Pensión Garantizada Universal entregará a los pensionados un total de 185 mil pesos mensuales como un aporte directo para quienes se ubiquen en el tramo dentro del 80% más vulnerable. En tanto, para quienes estén entre el 81 y el 90% de vulnerabilidad, el monto de la pensión se entregará de forma escalonada e irá disminuyendo progresivamente a medida que el pensionado se acerque al 90% hasta llegar a 0.

Con esta medida se pretende beneficiar a un total de 2,3 millones de personas “incrementando en 500 mil los beneficiarios apoyados por el Estado, incluyendo a la clase media y a las mujeres. De esta forma, la PGU garantiza que ninguna pensión quede por debajo de la línea de la pobreza”, aseguró el Presidente Sebastián Piñera.

Administración

La Pensión Garantizada Universal será administrada y entregada por el Instituto de Previsión Social, IPS, -independientemente de las AFP- y sustituirá a otras herramientas existentes, como el Pilar Solidario, tanto a la Pensión Básica Solidaria como al Aporte Previsional Voluntario.

Además, todos los beneficiarios que se encuentren pensionados fuera del Pilar Solidario, pero que puedan tener acceso a la PGU, según lo indicado por este proyecto, al encontrarse dentro del 80% más vulnerable de la población mayor a 65 años, comenzarán a recibir su pensión garantizada respectiva.

Por otro lado, con el proyecto se aumentará también a actual Pensión Básica Solidaria de Invalidez.

¿Quién lo recibirá?

Cabe insistir que el monto de la PGU para el 80% más vulnerable será siempre de 185 mil pesos –los cuales serán reajustables según el IPC– y podrán acceder a él, todos aquellos pensionados que acrediten recibir menos de 625 mil pesos per cápita dentro de un mismo hogar. Además se debe probar residencia en Chile por al menos 20 años.

A este beneficio podrán optar todos los mayores de 65 años, tanto los que estén trabajando como aquellos que no.

A juicio del Ejecutivo, esta medida beneficiará principalmente a la clase media y a las mujeres, ya que la PGU es un incentivo a la postergación voluntaria de la jubilación, ya que no exige estar pensionado para recibirlo.

Financiamiento

Durante su intervención, el presidente Sebastián Piñera señaló que este nuevo beneficio será financiado con cargo fiscal.

Este jueves en tanto, los ministros de Hacienda, Rodrigo Cerda, de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar y el del Trabajo, Patricio Melero, dieron a conocer los detalles de cómo será financiado la PGU.

En ese sentido explicaron, el actual Pilar Solidario le cuesta al Estado 1,1 puntos del PIB, es decir, 3.500 millones de dólares aproximadamente. Con esta reforma, pasara de 1,1 a 2,1 puntos del PIB, lo que significa 3.200 millones de dólares más. Ello se financiará con los anteriores presupuestos de la ley corta y ley larga de pensiones, lo que implica 0,5 puntos del PIB. A eso se sumarían otras vías de financiamiento como las exenciones tributarias, que permitirá recaudar un punto completo del PIB