Radio Continente FM

NOTICIAS

¿Existen vampiros reales?: El ritual de Megan Fox y Machine Gun Kelly de beber sangre

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En una entrevista con Glamour UK, Megan Fox confesó que ella y Machine Gun Kelly, su pareja, beben la sangre del otro . Al parecer, este ritual no está a la altura de los estándares de vampiros reales, quienes se pronunciaron al respecto (no es chiste).

En declaraciones a TMZ , Belfazaar Ashantison, cofundador de The New Orleans Vampire Association, y el padre Sebastiaan, fundador de Endless Night Vampire Ball, expresaron su preocupación por la seguridad de en estos rituales.

De acuerdo con Ashantison, es importante «tomar precauciones» antes de compartir sangre, precauciones como análisis de sangre para detectar enfermedades. Machine Gun Kelly dice que está dispuesto a cortarse el pecho con fragmentos de vidrio roto para sacarle sangre a Megan, pero Sebastiaan dice que la extracción de sangre solo debe hacerse con supervisión de profesionales médicos.

Megan y Machine Gun Kelly han estado juntos durante casi 2 años, lo que alivia una preocupación, porque Ashantison dice que la mayoría de los vampiros hacen una investigación exhaustiva sobre sus donantes de sangre antes de usar incluso la más mínima gota. Dice que le tomó 6 meses conocer a su donante de sangre y sentirse cómodo bebiendo su sangre, y todavía se hacen pruebas cada 3 meses solo para estar seguros.

¿Existen vampiros reales?

Aunque la ciencia moderna ha calmado los temores de los vampiros del pasado, existen hoy personas que se hacen llamar vampiros. Son personas de apariencia normal que beben pequeñas cantidades de sangre en un esfuerzo por mantenerse saludables, según reporta History .

Se pueden encontrar comunidades de vampiros autoidentificados en Internet (como en el caso de The New Orleans Vampire Association) y en ciudades de todo el mundo. La mayoría de los vampiros modernos se mantienen apartados y, por lo general, realizan sus rituales de «alimentación», que incluyen beber la sangre de los donantes dispuestos, en privado.

Algunos vampiros no ingieren sangre humana, pero dicen que se alimentan de la energía de los demás. Muchos afirman que si no se alimentan con regularidad, se agitan o se deprimen.