Radio Continente FM

NOTICIAS

“Fue un error”: Escalera de cuartel de Bomberos de La Serena volverá a ser pintada

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Un verdadero atentado al patrimonio de la ciudad de La Serena fue catalogada la orden de pintar de color amarillo la escalera del tradicional edificio del Cuerpo de Bomberos, ubicado en la Avenida Francisco de Aguirre.

En redes sociales el debate se centró en que es una estructura de piedra de cantera de tono colonial original, por lo tanto, debía respetarse su estilo.

Recordemos que el edificio, de tres pisos, se enmarca dentro del Plan Serena, mezcla en forma magistral elementos propios del estilo colonial californiano, con elementos de diseño propios del racionalismo.

Más aún cuando el recinto que alberga a los bomberos fue incluido entre las 10 Maravillas Patrimoniales de La Serena, en el año 2013, junto a una decena de obras que representan la riqueza y belleza arquitectónica e histórica de La Serena, las que fueron seleccionadas por los estudiantes de la comuna en un concurso organizado por la Corporación Municipal Gabriel González Videla.

Al respecto, el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, señala que vio la escalera y le pareció muy extraño que la pintaran de ese color, pero como municipio no tienen ingerencia en el tema y quien debe autorizar es Monumentos Nacionales.

Bomberos reconoce error
Desde la institución bomberil reconocen que fue un error el pintado de la estructura y que será remediado a la brevedad.

En ese sentido, el intendente general del cuerpo de bomberos de La Serena y asesor legal de la institución, Mauricio Mc Lean, manifestó que fue un lamentable error de la persona que se contrató para limpiar el lugar.

“Vamos a sacar con hidrolavadora la pintura. Quisimos hacer un tratamiento porque la escalera tenía manchas de orina, sangre, rayados y un montón de cosas que no salen. Lamentablemente, la persona que contratamos la pintó de un color que no representa a la institución”.

Por lo mismo, Mauricio Mc Lean hace un llamado a los habitantes de la zona a cuidar el recinto, ya que la inversión para poder restaurarlo sale de la propia institución.

“Se pinta y la gente lo vuelve a rayar, ponen afiches u orinan en el lugar. La ciudadanía tiene que ayudarnos a cuidar el recinto”, manifestó.