Radio Continente FM

NOTICIAS

Los tiempos de gloria de exdiscoteque Gin’s, recinto que está en completo abandono

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Hace muchos años sus dueños originales vendieron el inmueble, que luego pasó a ser un disco gay. En la actualidad, se ha transformado en un refugio para la marginalidad, distando de lo que fue en sus tiempos de gloria en los ‘80 y ‘90.

En horas de la madrugada del lunes, se alertó sobre un incendio estructural que estaba afectando al recinto que por años albergó a una de las discos más recordadas de la Región de Coquimbo.

Nos referimos a “Gin’s”, que está ubicada en el sector de La Higuera, casi al ingreso de la comuna puerto, y que desde hace años está abandonada, en un terreno que es de carácter privado y que, según señalan vecinos del lugar, se ha transformado en una guarida para quienes pernoctan en forma ocasional, se reúnen a beber alcohol o a consumir otras sustancias.

Hasta el siniestro llegó personal de la Quinta y Sexta Compañía de Bomberos de Coquimbo, que rápidamente controlaron las llamas, según lo señalado por el comandante de Bomberos de Coquimbo, Humberto Silva.

Si bien la causas del incendio están siendo investigadas, un equipo de diario El Día se trasladó hasta el inmueble, constatando que se encuentra en un estado precario, alejado de la época de gloria de los años 80 y 90.

¿Qué ha sucedido con ese lugar?

Luego de que sus dueños originales la pusieron en venta en la primera década del 2000, se instaló Otsu, una disco gay que permaneció por varios años. En la actualidad, la casona está completamente abandonada.

Pero hubo tiempos gloriosos. Y es lo que nos contó Darwin Castro, uno de los impulsores de la mítica Gin´s, quien actualmente tiene un restaurant en La Recova.

En conversación con El Día, contó que una vez que ellos se desligaron del recinto, no supieron más de él, pero guardan importantes recuerdos y anécdotas, porque se trató de uno de los centros nocturnos más recordados y que tuvo su génesis en La Herradura en 1970.

“Ya en 1972 éramos muy reconocidos, y después del golpe militar nosotros trabajamos con toque de queda. A fines de los ‘70, la ponemos en arriendo pero se fue para abajo. Luego la retomamos y como se instala un colegio en ese sector, nos vimos obligados a movernos”, recuerda.

Posteriormente tuvo lugar su traslado definitivo hacia el sector de La Higuera, en Coquimbo.

“En ese lugar había un restaurant, pero decidimos ir a verlo con mis hermanos. Consideramos que estaba bien pero había que arreglarlo y ampliarlo. Lo hicimos y volvimos con una nueva etapa de la discoteque Gin’s a mediados de los ‘80, sino me equivoco en 1984”.

Castro rememora que en 1985 se dieron cuenta que el espacio que disponían se había hecho demasiado pequeño, debido al alto interés de los jóvenes de la zona y también de otras partes del país por ir a un lugar del que todos hablaban.

“La verdad es que ya no entraba más gente. Por eso es que nos decidimos a construir una ampliación, tan grande como era la primera estructura. Incluso, incursionamos y colocamos una pantalla gigante, algo único para esa época. Por eso, quien venía a la región tenía que pasar a la discoteque Gin’s, porque era top en ese tiempo”.

Incluso, Darwin cuenta que la televisión también se interesó en aprovechar esta interesante plataforma, que permitió a otras empresas de la zona proyectar sus negocios.

“En tiempos de verano, llegaba Televisión Nacional, que en el día transmitía desde la playa y en la noche lo hacía desde la disco. Eso le dio un carácter tanto nacional como internacional, fueron las mejores épocas. Llegábamos a tener cerca de mil personas por noche ”, aseguró.

En los ‘90 también marcaron época, pero poco a poco sus dueños sintieron que era tiempo de decir adiós, ya que las circunstancias y la juventud habían cambiado.

“Con la llegada del Barrio Inglés, decidimos darle término a la disco.  Éramos varios hermanos los socios, y preferimos cada uno elegir su propio camino. Vendimos las instalaciones, pero el nombre es nuestro. Sabemos que dejó huella”, finalizó.