Radio Continente FM

NOTICIAS

Ómicron: Qué significa que el Covid-19 se vuelva un virus endémico

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Después de Ómicron, las olas de infección que ocurren cada dos o tres meses serían menos frecuentes y tenderían a centrarse en una estacionalidad parecida a lo que sucede con otros patógenos respiratorios. Eso sí, el SARS-CoV-2 no se va a poder erradicar, pero si se podría controlar con, por ejemplo, un proceso de vacunación anual.

En su reporte de ayer, el Ministerio de Salud (MINSAL) informó 14.780 casos nuevos de Covid-19, con una positividad del 13,66%. En tanto, ninguna región disminuye sus infectados en las últimas dos semanas.

En la Región de Coquimbo se comunicaron 666 nuevos contagiados, que continúan con tendencia al alza, pero que podrían estabilizarse en unas cuatro a seis semanas más. De hecho, varios expertos se han atrevido a afirmar que Ómicron, la variante más contagiosa del patógeno, podría ser la última. Algo así como el “jefe final”.

“El jefe final”

“Es plausible que la región se acerque al final de la pandemia”, indicó recientemente el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Kluge.

En este punto, explicó que cuando la ola causada por esta mutación se calme, habrá durante semanas y meses una inmunidad global, ya sea gracias al proceso de vacunación o porque la gente se habrá inmunizado por la misma infección y también habrá una bajada a causa de la estacionalidad.

No obstante, el médico de origen belga, aseguró que el viejo continente no se encuentra en una fase endémica, porque eso significa que se puede pronosticar lo que va a suceder y eso aún no es así, ya que el virus ha sorprendido más de una vez.

Transitando hacia un nuevo tipo de infección

Y precisamente esta última es la esperanza contra el SARS-CoV-2: que se vuelva estacionario e inclusive limitado a áreas geográficas específicas, tal como ocurre con la Malaria, la Enfermedad de Chagas o el Dengue ¿Pero qué tan cerca estamos de este escenario?

“A veces hay que tomar esto con pinzas, porque si es literal, la gente va a tener la sensación de que se acabó todo y va a haber una cierta normalidad. Lo que la OMS quiere decir es que estamos transitando hacia un nuevo tipo de infección, a un virus que se transmite más rápidamente, pero que da unos cuadros, en personas vacunadas, más leves”, manifestó la infectóloga pediátrica y jefa del vacunatorio de Clínica Universidad de los Andes (UANDES), María Luz Endeiza.

En esta línea, explicó que la modificación en los contagios en estos dos años de pandemia, tiene mucho que ver con la implementación de medidas como el aislamiento, uso de mascarilla y sobretodo, la inoculación.

De este modo, la también académica de la Facultad de Medicina de la UANDES, sostuvo que “como se está propagando más rápidamente y hay más gente que se está infectando, pero está haciéndolo levemente, son personas que siguen su rutina más protegidos que antes. Entonces, estas olas que se esperan cada dos o tres meses, deberían empezar a ser menos frecuentes y a buscar una estacionalidad más parecida a lo que ocurre con los otros virus respiratorios. Allí si estoy de acuerdo en que probablemente estemos transitando hacia una endemia, porque es un virus que llegó para quedarse y no se va a poder erradicar como pasó con la mayoría de las infecciones infectocontagiosas, pero que si se va a poder controlar con una vacunación que probablemente sea una vez al año”.

¿Llegamos al peak de infectados por Ómicron?

Por último, consultada por sus pronósticos respecto a esta nueva ola del Covid-19, aseguró que “es difícil decirlo, puede ser que suba un poco más porque hay varias cosas en juego: tiene que ver con la movilidad de la población ahora que estamos en vacaciones (…) si la meseta va a ser de 15 o 20 mil, no te lo podría decir. Pero estimo que nos deben estar quedando un par de semanas duras todavía y de allí en adelante debería empezar una meseta, viendo lo que pasó en otros países como Sudáfrica o Reino Unido”.

Pandemia no desaparecerá en el corto plazo 

Sin embargo, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, previó que el SARS-CoV-2 no desaparecerá en el corto plazo y es más, afirmó que es peligroso asumir que Ómicron sea su última variante. Por el contrario, el también biólogo indicó que las condiciones son óptimas para que emerjan nuevas cepas.

“Comprendemos que todos están cansados de la pandemia, que la gente está agotada de las restricciones de movimientos, que las economías y los negocios están padeciendo y muchos gobiernos caminan en la cuerda floja intentando equilibrar lo que es eficaz y lo que es aceptable por la población”, finalizó.