Radio Continente FM

NOTICIAS

Shakira, decidida a poner muros en su casa para cerrar el acceso a los padres de Piqué

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La ruptura entre Shakira y Piqué sigue su curso y aunque no esté siendo un fuego cruzado de declaraciones y pullas, sí que está instaurado un cierto clima de guerra fría, en el que están sucediendo actos muy relevantes desde la intimidad de sus vidas.

Como por ejemplo, las recientes salidas nocturnas del futbolista con su nueva chica, o, como acaban de desvelar las ‘Mamarazzis’ de El Periódico, la última y contundente decisión de Shakira sobre la casa que compartían en Barcelona.

Según sus fuentes, la cantante colombiana habría decidido separar por completo su vivienda de Barcelona de las otras dos que comparten con los padres tanto de ella como de su expareja.

Shakira separa una villa de tres casas levantando muros

Seamos honestos, si ya es difícil romper con una pareja después de 12 años y dos hijos en común, imaginad tener que encontrarte a tus exsuegros merodeando o fisgoneando cerca de la que sigue siendo tu casa.

Este es el razonamiento que ha debido pensar la intérprete de ‘Te Felicito’, teniendo claro que si se separa, se separa con todas las consecuencias.

Así pues, en cuanto la artista decida dar comienzo a las obras en la vivienda situada en el municipio de Esplugues de Llobregat (Barcelona), esta última quedará totalmente incomunicada con las de los abuelos, pues según la periodista Laura Fa, Shakira piensa que si ya no son una familia, no deben compartir ya cosas en común.

En última instancia, las informaciones añaden el supuesto de que esta separación se haría efectiva también en zonas comunes como la piscina, que también quedaría cercada.

Shakira y la gran relación con los padres de Piqué

Shakira tiene una gran relación con los padres del futbolista, pero a partir de ahora las cosas no serán iguales, ya que la relación está rota; pero los cuatro abuelos están completamente dedicados a sus nietos Milán y Sasha, los pequeños de la pareja, quienes se espera que no noten las consecuencias de la decisión tomada por sus padres.