Radio Continente FM

NOTICIAS

Arsénico: de tóxico veneno a elemento clave para generar drogas anticancerígenas

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El arsénico, elemento químico reconocido por su toxicidad, es el eje central de una investigación que busca dar un giro de 180 grados, y transformar el letal veneno en un componente clave para la generación de nuevas drogas anticancerígenas.
El resultado del estudio, liderado por el Centro de Biotecnología “Profesor Alberto Ruiz” de la Universidad Católica del Norte (UCN), fue presentado a la comunidad por la directora de esa unidad, Dra. Cecilia Demergasso, quien destacó que el objetivo general del trabajo es generar un prototipo de fármaco basado en nanopartículas de sulfuro de arsénico para terapia oncológica.
La investigadora explicó que existen barreras biológicas para la administración efectiva de medicamentos en pacientes, como es la eliminación por la orina, entre otras. En este contexto –agrega- la investigación en nanomedicina aporta nuevas formas de suministrar medicamentos, que permiten superar esas barreras biológicas, mejorar la eficacia y reducir la morbilidad.
“Como centro este proyecto ha sido un gran desafío. Nuestra experticia en la interacción de minerales y microorganismos tiene distintas aplicaciones. Hemos trabajado mucho en procesos mineros en los que participan microorganismos, y este otro tipo de desarrollo nos pone frente a nuevos desafíos que tenemos que animarnos a afrontar como institución”, señaló.

POR QUÉ EL ARSÉNICO
El arsénico está ampliamente distribuido en la región de Antofagasta y su presencia en depósitos, cursos de agua y salares, entre otros, está determinado por fenómenos naturales y por la actividad humana.
En este contexto, la Dra. Demergasso explica que existe la posibilidad de utilizar este recurso presente en el territorio, ya que en la zona el cáncer tiene una incidencia que es preocupante, y que a nivel global existen antecedentes sobre el uso de este elemento en salud. Citó como ejemplo que el empleo de arsénico ha sido ampliamente difundido en la medicina tradicional oriental, y que el trióxido de arsénico es utilizado en la actualidad en el tratamiento de la leucemia.

DESARROLLO
Adjudicado en 2018 y finalizado en 2021, el proyecto del Fondo para la Competitividad Regional FIC-R “Bionanominerales de arsénico con potencial biomédico: transferencia producción de drogas anticancerígenas”, consideró para su materialización recursos cercanos a los 255 millones de pesos aportados por el Gobierno Regional de Antofagasta.
La investigación fue realizada en el Centro de Biotecnología Profesor Alberto Ruiz (CBAR-UCN), y el Laboratorio de Biología Molecular y Celular del Cáncer (CáncerLab-UCN). Su desarrollo contó con el aporte de distintas entidades, como la empresa Nanoprocess SPA y la colaboración de la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Chile.

La iniciativa consideró una serie de objetivos específicos y acciones entre las que se incluyó estandarizar y escalar la producción microbiana de nanopartículas; y caracterizar el producto, siguiendo los criterios de la FDA.
Otro de los objetivos fue determinar, en laboratorio, la capacidad de las nanopartículas de sulfuro de arsénico, producidas por microorganismos de la región, para inducir apoptosis (muerte celular programada)en células tumorales y la evaluación de la dosis tolerable en modelo animal (ratones).
Asimismo, el trabajo consideró la investigación de las etapas necesarias para el desarrollo de nuevas nanomedicinas, y las ventajas de las nanopartículas de arsénico frente a otros competidores, incluyendo la estimación de los costos de producción.
La Dra. Demergasso destacó que los resultados ameritan continuar con la línea de investigación, y avanzar en el desarrollo de un nuevo producto farmacológico.