Radio Continente FM

NOTICIAS

Con 110 muertos, región de Coquimbo exhibe la cifra más alta de fallecidos en accidentes de tránsito en dos décadas

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las alertas están encendidas, específicamente en la institución policial, pues durante este próximo fin de semana la población de las quince comunas celebrará, en su medida, las fiestas de Año Nuevo. Por ello, la SIAT adoptó el reforzamiento de las campañas de concientización y fiscalización en las tenencias carreteras de Elqui, Limarí y Choapa.

Durante la tarde-noche del lunes 27 de diciembre, Carabineros alertó de un volcamiento con dos nuevas personas fallecidas en un accidente de tránsito. Los hechos indican que en la Ruta 43, en el kilómetro 60, frente a la fábrica La Alpina, cercana al cruce de Andacollo, un conductor salió eyectado producto del siniestro, al perder del control del móvil.

El teniente Sebastián Molina, de la Sección Investigadora de Accidentes de Tránsito (SIAT) La Serena, relata que los antecedentes cuentan que el automóvil chocó con una barrera. «Los dos ocupantes, conductor y pasajera, resultaron fallecidos debido a la gravedad de sus lesiones. En cuanto a la forma y circunstancias directas del accidente y estado de intemperancia del conductor, si había o no presencia de alcohol, aún se está con diligencias pendientes, que se deberán corroborar con el examen científico del Servicio Médico Legal», detalla.

Y es que a las 7:30 horas del domingo 26 de diciembre ocurrió un siniestro vial en la ruta D-505 de la comuna de Ovalle que ya había enlutado a la región de Coquimbo. Dos mujeres fallecidas de manera inmediata, otra pasajera derivada a Santiago por las heridas, más otras dos personas se vieron involucradas -el conductor que manejaba bajo los efectos del alcohol- protagonizaron un accidente que interrumpió la calma del sector Cerrillos de Tamaya.

Alza de un 57%

En total, 110 personas fallecidas en lo que va del 2021 en accidentes de tránsito en la región de Coquimbo, esto es 40 vidas más perdidas que el año pasado, que coronan una lamentable alza del 57% en los periodos comparados.

Una situación pésima no solo para las familias de los afectados, sino para los reportes locales, ya que representa el número más alto de muertes de las últimas dos décadas. Eso, al menos en el reporte de Siniestros de Tránsito y Víctimas de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, CONASET.

Cuadrillas policiales estarán en otras vías importantes para monitorear la velocidad y, quizá, atender nuevas situaciones que se produzcan antes, durante y post Año Nuevo. «Acá no es una tarea solo de Carabineros, sino de toda la ciudadanía, de los automovilistas, peatones, ciclistas, entre otros. Se abarcan todos los usuarios de la vía, indistintamente el tipo de vehículo que conduzcan, y eso va en la responsabilidad y el autocuidado que cada uno asuma como conductor», explica el jefe regional de la SIAT de Carabineros, capitán Eduardo Garrido.

Y como las campañas de prevención y autocuidado, incluso en centros comerciales de Coquimbo y La Serena, no han logrado penetrar en la sensibilidad de los ciudadanos, Carabineros traerá personal de Santiago y Antofagasta para custodiar las calles, endurecer el control carretero y socorrer ante eventuales nuevos hechos durante todo el periodo estival, esto es diciembre, enero y febrero. «Vamos a estar en las rutas, enseñándoles a los conductores las medidas a adoptar para evitar la cantidad de accidentes que hemos tenido durante este año», complementa.

Respecto a la dinámica de los últimos accidentes carreteros, el experto policial no duda y califica que «la tónica» exhibe una fuerte ingesta de alcohol, la irresponsabilidad de los conductores, el aumento de la velocidad en la conducción, la falta de atención a las condiciones del tránsito, la ausencia del uso de cinturón de seguridad, entre otras razones, ello de acuerdo a los análisis de las propias investigaciones de la SIAT.

Sin el cinturón de seguridad

En el caso puntual del fin de semana (Ovalle), los pasajeros no iban haciendo uso del cinturón y salieron proyectados desde el interior del vehículo», relata. Y aunque parezca increíble, el profesional llama la atención a los padres y tutores a utilizar algo tan básico como un sistema de retención adecuado para sus hijos y otros menores, como una silla, butaca o alzador.

Actualmente, el ministerio de Transportes está tramitando un proyecto de Ley que crea un Centro Automatizado de Tratamiento de Infracciones (CATI). Este nuevo servicio público tiene como objetivo salvar vidas mediante la prevención de accidentes de tránsito por medios tecnológicos que permiten una fiscalización automatizada para detectar infracciones por exceso de velocidad.

«Está demostrado que la velocidad es parte importante de los accidentes de tránsito con muertes, y la única forma que pueda haber control para ello es mediante la instalación de cámaras, que, a pesar de ser una medida coercitiva, lo que pretenden es reducir los excesos y de esa forma bajar los accidentes», dice el seremi de Transportes, Juan Fuentes. La autoridad añade que en países donde se ha usado el sistema -España, Francia y Australia-, los siniestros cayeron en un 40%.

Este sistema no busca infraccionar para recaudar fondos, sino más bien prevenir y así generar un cambio conductual. Las cámaras se instalarán en los puntos de mayor riesgo de accidentes de tránsito y su instalación utilizará una metodología de carácter objetivo y público, que determinará la localización de los equipos automatizados, fijos o móviles.