Radio Continente FM

NOTICIAS

Nibaldo Escalante: sacerdote acusado de abuso sexual fue dimitido de su estado clerical

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El Arzobispado de La Serena reportó que se realizó un Proceso Administrativo Penal contra Nibaldo Manuel Escalante Trigo, quien es acusado de cometer abuso sexual a menores en reiteradas ocasiones.

El Arzobispado de La Serena informó que se realizó un Proceso Administrativo Penal contra el Pbro. Nibaldo Manuel Escalante Trigo que concluyó con la dimisión del estado clerical del presbítero, es decir, dejó de pertenecer al clero de la iglesia.

El Arzobispado manifiesta su profundo pesar por lo acontecido y se compromete a seguir trabajando para que estos hechos no se repitan. Asegura, al mismo tiempo, la oración y cercanía a quienes sufren a causa de esta dolorosa situación.

Escalante abusó de un joven menor de edad en Punta Arenas que sufría situación de vulnerabilidad. También practicó relaciones sexuales con el hijo de una connotada familia magallánica. Cuando fue sorprendido y con el fin de evitar el «escándalo», su red de protección -incluida la jerarquía eclesiástica- lo envió a Argentina. Luego fue enviado a una misión pastoral internacional, a Canadá, como capellán de las comunidades de exiliados chilenos.

Antecedentes de los hechos

El sacerdote Nibaldo Escalante Trigo fue párroco en «San Vicente Ferrer» de Ovalle y «San Juan Evangelista» de Las Compañías, La Serena y se desempeñó además Vicario Parroquial en «Cristo Resucitado» de Tierras Blancas, Coquimbo.

Respecto a la sentencia canónica recibida por el sacerdote Nibaldo Escalante Trigo, en enero de 2008, desde el Arzobispado de La Serena, comentaron que, “en juicio canónico se le impuso de por vida la prohibición de realizar cualquier oficio eclesiástico y otras prohibiciones anejas».

En el sitio de la ONG además se exponen algunos antecedentes de las denuncias contra Escalante, entre ellos que en noviembre de 2002, la periodista investigadora Alejandra Matus publicó en el diario La Nación el caso de un joven, de quien Escalante habría abusado en la década de 1990.

Según la víctima de Escalante, éste le acarició las piernas y la espalda mientras viajaban en el auto del sacerdote de la casa del joven en Ovalle a la iglesia. Una vez en la iglesia, el padre lo acarició por todo el cuerpo, lo besó y lo abrazó, repitiendo a cada momento lo impresionado que estaba por el desarrollo del muchacho.

De igual modo se señala que, años antes otro sacerdote lo había sorprendido a Escalante acostado con un joven en la casa parroquial y había denunciado el hecho ante el entonces arzobispo Cox, quien no prestó atención a las acusaciones alegando que “no había pruebas”.

De igual modo, Bishop Accountability consigna que , “sin el conocimiento del público, Escalante fue suspendido de por vida del ministerio sacerdotal por el Vaticano en 2008. La arquidiócesis le proporcionó una vivienda en su pueblo natal, Andacollo, en la provincia de Elqui, región de Coquimbo, donde se informa que fue visto organizando grupos vocacionales de jóvenes junto al rector del santuario diocesano”.