Radio Continente FM

NOTICIAS

No hay acuerdo: Ambulantes se niegan a dejar el centro y Municipio seguirá tomando medidas

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Con quema de neumáticos y corte de calles manifestantes se mostraron contrarios a ser desalojados de Aldunate, la principal arteria comercial del puerto. Desde el Municipio señalan que han buscado el diálogo y que se busca resguardar a los vendedores autorizados.

Un despertar inquieto tuvo lugar durante la mañana de ayer en Coquimbo, cuando Carabineros e inspectores municipales impidieron que comerciantes ilegales se instalaran en la principal vía céntrica de la comuna puerto. Nos referimos a calle Aldunate, la que en forma paulatina ha sido escenario de la de puestos y toldos que se disponen en esta zona, pero que no cuentan con los permisos necesarios para establecerse en ese sector, el epicentro del comercio local.

Como respuesta, hubo una manifestación por medio de corte de calles en las cercanías de Aldunate con Portales. Si bien algunos se habrían trasladado hasta la Plaza de Armas de Coquimbo, otros decidieron realizar barricadas y prender neumáticos, como una forma de expresar su disconformidad con la medida que estaban tomando las autoridades competentes.

“Comerciantes ambulantes utilizaron la vía pública, realizando barricadas. Por tal motivo, llegó Carabineros con la finalidad de restablecer el orden público, logrando así la detención de tres personas, dando cuenta de estos hechos a la Fiscalía local. Asimismo, debido al procedimiento, resultó lesionado un carabinero, quien fue atendido en el Hospital San Pablo de Coquimbo. Finalmente, se restableció el orden público, volviendo a la normalidad todos los locales comerciales del centro de la ciudad”, aseguró.

Acciones decisivas

Frente a estos hechos, desde el Municipio de Coquimbo se refirieron a la naturaleza de los mismos, ya que también ha habido acciones por parte de comerciantes que, a su vez, no están de acuerdo con que la feria navideña se establezca en el sector de La Pampilla.

Al respecto, David Díaz, director de Seguridad Pública Municipal, señaló a El Día que “hubo una manifestación en el frontis del Municipio por parte de señoras que se oponen a que la feria navideña se establezca en La Pampilla, pero lo otro son los hechos de violencia y barricadas que ocurrieron en la calle Aldunate, los que se asocian al comercio ilegal ambulante. Lo que hay que entender es que el centro es de todos los coquimbanos, somos más de 220 mil habitantes y lo ideal es que puedan circular tranquilamente. La calle no es para que se instale el comercio ambulante”.

Además, Díaz acotó que “se debe comprender al comercio establecido y formal, que da empleo y paga su patente, sus impuestos y no al que los evade. Por tanto, con los comerciantes ambulantes ahí no va a ser factible la recuperación económica del centro de Coquimbo”.

En cuanto a medidas para evitar estas situaciones, Díaz aseguró que “el alcalde (Alí) Manouchehri nos dio indicaciones claras respecto del trabajo que cada departamento debía cumplir con relación a este tema. Desde que llegamos al Municipio, comenzamos a realizar un trabajo metodológico para catastrar a todas las personas que están en el centro e identificamos a 195. El alcalde les propuso buscar nuevos lugares en los que instalarse e incluso capacitación por medio de Fomento Productivo, además de patentes y permisos en ferias establecidas, pero ellos no han aceptado. No estamos en contra del trabajo, pero los invitamos a formalizarse. Un 58% de ellos son chilenos y el resto extranjeros, pero si ellos quieren permanecer en el centro de Coquimbo, vamos a estar muy pendientes, porque tenemos una alianza estratégica con Carabineros para erradicar el comercio ambulante. Pero que quede claro que esto no es una guerra, queremos diálogo”.

Los establecidos están preocupados

El nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Coquimbo, Alexis Ramírez Rojas, quien asumió el cargo el 25 de noviembre, en diálogo con El Día señaló que “nosotros estamos respaldando completamente las acciones que está realizando el Municipio contra el comercio ambulante, porque afecta directamente a los comerciantes establecidos. No se trata de atacar a quienes han formado organizaciones o sindicatos, por ejemplo, se trata de una respuesta contra la forma de trabajar que algunas personas tienen. Lo ideal es que en algún momento se formalicen”.

Respecto de lo sucedido ayer, Ramírez lo lamenta “porque afecta a los comerciantes establecidos. La quema de neumáticos fomenta que las personas dejen de ir al centro, y además el hollín genera graves daños a la mercadería y a los locales”.

En esa línea, el presidente del Sindicato de Comerciantes Independientes de Coquimbo, Norman Marín, sostiene que ellos también se han visto perjudicados, ya que también deben pagar permisos y espera que hayan medidas justas para todos quienes se desempeñan en las calles.

“Se trata de una competencia desleal por parte de quienes no tienen los permisos para estar en la calle. Abarcan las calles y veredas, colocando unos tremendos fierros e impiden que podamos trabajar. Lamentablemente, muchas veces se trata de gente que es de afuera, que no es respetuosa. Cuando llega Carabineros, estas personas aparecen con palos y en actitud muy prepotente. Lo que pasa es que son bandas organizadas y es un problema que vamos a tener que solucionar entre todos”, concluyó.