Radio Continente FM

NOTICIAS

“No hemos visto el nivel de ascendencia y liderazgo de parte de la gobernadora”

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Además de realizar una evaluación de la gestión de Krist Naranjo, la autoridad repasó temáticas trascendentales para la ciudadanía. Sobre la delincuencia, reconoció que es una problemática de difícil solución, mientras que se mostró a favor del retorno presencial a clases en marzo.

A poco más de un mes de que finalice el gobierno de Sebastián Piñera, el delegado presidencial de la Región de Coquimbo, Ignacio Pinto Retamal, hizo un balance de su gestión en la actual administración.

Frente a la problemática de la delincuencia, destaca los esfuerzos que se han llevado a cabo para combatirla, aunque reconoce que el camino no ha sido fácil.

Respecto al retorno a clases presenciales en medio del alza de contagios (él mismo dio positivo ayer), se muestra a favor, argumentando que el cierre de las aulas ha significado un daño importante en el aprendizaje de los estudiantes.

Desde una vereda más política, deslizó críticas sobre la gestión de la gobernadora regional Krist Naranjo, quien ha recibido cuestionamientos de diversos sectores en las últimas semanas.

-¿Cuando asumió en el gobierno imaginó que terminaría como delegado presidencial?

“La verdad es que no. Yo asumí como seremi de Gobierno en marzo del año 2018 y ninguno de los que somos parte del gobierno habría imaginado todo lo que ocurrió durante este período. Tuvimos que enfrentar la pandemia, el estallido social y un terremoto. La organización de todo lo que significó el eclipse, por lo tanto, hubo una gran cantidad de situaciones que fueron muy exigentes, que nos sometieron a mucha presión. En lo personal no estaba dentro de mis cálculos alcanzar este cargo”.

-A propósito de la presión, también les tocó vivir la salida de la exintendenta Lucía Pinto…

“La salida de la intendenta y luego del delegado presidencial. Tuvimos también efectos políticos durante la gestión. Sin duda para la coalición fue complejo enfrentar elecciones en esas condiciones. Siempre va a ser un motivo de dificultad adicional y claramente que me correspondió asumir en momentos en que la coalición tenía ciertas dificultades, las que afortunadamente se fueron resolviendo”.

-¿Le gusta el poder o como dicen los políticos es solo por vocación de servicio?

“En lo personal, creo que he ido descubriendo una vocación de servicio público que me ha gustado mucho. Me siento muy grato poder colaborar con la gestión de iniciativas que van cambiando la calidad de vida de las personas. Creo que gracias a lo exigente que fue este gobierno, a las dificultades que nos tuvimos que enfrentar y al rol de seremi de Gobierno, que implica vincularse en distintas áreas, creo que se va generando una atracción por el servicio público que  necesariamente para poder ejecutarlo requiere del poder y eso es inevitable mencionarlo. Una persona que está en el servicio público va a requerir de tener las atribuciones para poder desarrollar de buena manera esa gestión”.

-¿Qué experiencia le queda como delegado presidencial?

“Se trata de un cargo que tiene muchas atribuciones y responsabilidades, pero que también se enmarca dentro de un proceso de instalación de los gobiernos regionales, por lo tanto, también hay espacios donde todavía no queda bien definido cuáles son las responsabilidades de cada una de las autoridades. Pero en lo que corresponde liderar el gabinete regional, a los servicios públicos, trabajar en coordinación con las policías en aspectos de seguridad ciudadana me queda una experiencia tremendamente grata por haber compartido con un equipo de profesionales de excelencia y con una tremenda motivación para servir a la región”.

-¿Siente que quedan en deuda en materia de delincuencia?

“Lamentablemente estamos enfrentando un verano que ha sido muy violento en todo Chile, no es una situación particular de la región, sino que se ha dado a nivel nacional y probablemente es parte de las secuelas que dejó también la delincuencia originada después del estallido social. Aquí hay elementos que son vinculantes, donde lamentablemente se instala una sensación de impunidad que no podemos permitir. Siento que las policías han hecho su mayor esfuerzo por detener la delincuencia en todos los ámbitos y en los nuevos delitos que se han generado, pero no siempre es suficiente el esfuerzo que ellos puedan hacer o que podamos coordinar con el resto de los organismos públicos, con los municipios, sino que necesitamos también mayor rigurosidad y mayor implacabilidad de parte de  los tribunales de justicia en sancionar efectivamente los delitos que se están cometiendo. Creo que es una tarea que debe involucrarnos a todos, por eso siento que será responsabilidad de las nuevas autoridades la forma cómo abordar la delincuencia como un tema prioritario de la región y del país”.

-¿Cómo analiza el aumento de los delitos violentos en la zona? Hace pocos días unos menores asesinaron a un conductor…

“Son hechos que sobrecogen, impresionan a quienes vivimos en la región y que no estamos acostumbrados a ver ese nivel de agresividad, de violencia y, además, de indiferencia de los probables ejecutores. Cuando ellos muestran total indiferencia respecto a lo ocurrido da la sensación que sienten impunidad respecto a lo que están haciendo. Creemos que, si bien es cierto, estamos enfrentando hechos que mediáticamente nos han conmovido muchísimo y que han tenido una mayor visibilidad, también es cierto que Carabineros y la Policía de Investigaciones han estado encima de cada uno de esos delitos. Lo vemos en el caso de los turbazos, donde ya hay personas detenidas. Lo vemos en el caso del asesinato de este joven (conductor) de una aplicación, donde también hay  personas detenidas. Por lo tanto, creo que la labor de las policías se está desarrollando con todas las dificultades que han tenido que enfrentar, pero necesitamos que exista un mayor nivel de  sanción, que a la ciudadanía le deje la tranquilidad de que existe la justicia en nuestro país”.

-Si bien ha habido importantes decomisos en la región, es evidente que hay una arremetida del narcotráfico más organizado o ligados a cárteles…

“Nosotros hemos trabajado en coordinación, principalmente en la provincia del Choapa, donde se ha presentado la mayor cantidad de decomisos con todos los organismos públicos vinculados al narcotráfico en ese sector. Estamos frente a bandas organizadas que están actuando cada día con mayor profesionalismo y tecnología en temas de cultivos y de tráfico de drogas y prueba de ello es que los decomisos que se han efectuado el último tiempo han sido históricos en ese sector. Aquí no solamente basta con seguir en la tarea de incautar mayor cantidad de drogas sino que ir detrás de los responsables, que son las personas que están generando la cantidad de hechos violentos que se producen a raíz de la droga. Si bien la droga es un problema fundamental, también hay que reconocer que hay una serie de delitos anexos relacionados, incluso homicidios. Por eso ese trabajo tiene una línea que es bastante extensa y requiere a todos los actores con la misma sintonía y por el mismo criterio de trabajar con la mayor disposición para terminar con este problema que es grave y que ha hecho que la provincia del Choapa pase de una zona de tránsito de droga a donde se cultiva y se trafica con mucha mayor frecuencia”.

-Hace poco ocurrió una toma de terrenos particulares en el sector de La Rinconada de El Sauce. ¿Ustedes pueden tener algún grado de intervención?

“Nosotros nos hemos reunido con los vecinos que se han visto afectados por los problemas de seguridad pública relacionados con esa toma de terrenos. Es un conflicto entre privados donde tiene que definir la  justicia cuáles van a ser las medidas que se van a adoptar y en virtud de cuáles sean las determinaciones que  se adopten, nosotros vamos a concurrir con los medios para un eventual desalojo o ejecutar las medidas que se determinen”,

-Considerando el alto nivel de contagios que presenta la región, ¿cree que se debe volver a clases presenciales en este escenario?

“Si bien es cierto existe un aumento considerable en la cantidad de casos, son muy distintos a los que registrábamos hace un año atrás, donde no teníamos la vacunación con los esquemas completos. Hoy día con las herramientas que tenemos, no solo la inmunización de los profesores sino que con todo el aprendizaje aprendido, creo que estamos en condiciones de tener presencialidad en todos los establecimientos de la región”.

-¿Qué opinión le merece la situación vivida con la escolta de la PDI de la gobernadora?

“La verdad es que ha sido reiterativo que se me pregunte respecto a las conductas o las respuestas que ha dado la gobernadora regional frente a algunos casos. Creo que es ella quien tiene que dar respuesta por sus actos. En nuestro caso, lo que  nos preocupa es el menoscabo que se pueda hacer no solamente para un funcionario de la PDI, sino que para cualquier funcionario que profesionalmente ofrezca sus servicios y que por razones de género pueda ser discriminado. Desconozco si esa fue la razón que determinó la salida de la funcionaria, pero de ser así obviamente que nos parece improcedente  y absolutamente condenable”.

-Y sobre la evaluación que hizo la gobernadora a una funcionaria que ya no estaba bajo su cargo, ¿cómo evalúa esa situación, cree que hay persecución y malos tratos?

“Yo he tratado de ser muy cauteloso, muy respetuoso respecto a las determinaciones que pueda tomar una autoridad electa democráticamente como es la gobernadora regional, pero cuando los hechos se tornan reiterativos y la crítica se hace transversal, desde los consejeros regionales, los funcionarios, los distintos actores públicos de la región, creo que estamos frente a una situación preocupante de liderazgo para los desafíos que la región exige. Y aquí es necesario cambiar el rumbo pensando en las urgencias que tenemos como región”.

-¿Cree que el cargo de delegado presidencial debería eliminarse o piensa que es necesario?

“De acuerdo a la experiencia que nosotros vemos en esta región, creo que es absolutamente necesario contar con un delegado presidencial que pueda liderar a los servicios públicos y pueda llevar adelante el plan de gobierno del presidente electo. Lamentablemente en nuestra región no hemos visto el nivel de ascendencia y liderazgo de parte de la gobernadora para las distintas temáticas que implica el gobernador regional, que tienen que ver con la planificación, la definición de las áreas metropolitanas, las políticas de turismo y una serie de trabajos que son de mediano y largo plazo para lo que la región necesita, que definan la estrategia regional. Por lo tanto, creo que es necesaria la figura de un delegado presidencial que pueda llevar el compromiso de un plan de gobierno a los ciudadanos de las 15 comunas de la región, de lo contrario estaríamos exclusivamente a merced del criterio de un gobernador, que, en este caso, ha tenido una labor bastante débil respecto a las expectativas que tiene su cargo”.