Radio Continente FM

NOTICIAS

Pimpinela: «Olvídame y pega la vuelta» celebra 40 años; ¿cómo nació esta exitosa canción de despecho?

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La pelea musical más exitosa cumple 40 años. Aquello de “¡vete, olvida mi nombre, mi cara, mi casa, y pega la vuelta!” cambió para siempre la vida de los hermanos Lucía y Joaquín Galán, los Pimpinela, que ahora, arropados por sus miles de fans, celebran con una larga gira una carrera repleta de himnos: “Podemos tirar otros 40 años más”, cuentan en una charla con el portal Efe.

“El Olvídame y pega la vuelta nos cambió la vida. Fue el que nos dio la posibilidad de mostrar la propuesta, que era mezcla de teatro con música. Pequeñas telenovelas de tres minutos. Sigue siendo hasta hoy un tema favorito en los karaokes”, dice entre risas Joaquín (Buenos Aires, 1955), autor de una canción a la que dan “un valor muy especial” porque fue la que los motivó a cantar juntos.

Hijos de un asturiano y una leonesa que emigraron a Buenos Aires durante la posguerra española, los jóvenes cantantes cosecharon cierta popularidad en su país con Las primeras golondrinas (1981), su LP debut, pero la verdadera explosión llegó con el segundo, Pimpinela (1982), gracias principalmente al icónico tema, que ya llevaba tiempo escrito pero no fue incluido en el primer álbum.

Cuatro décadas después y con otras tantas populares peleas en la maleta, como A esa, Valiente y Dímelo delante de ella, Lucía (Buenos Aires, 1961) es rotunda respecto a la que les abrió las puertas del mundo, que también grabaron en inglés, portugués e italiano: “No nos cansamos de cantarla y no la desfiguramos”.

Y recuerda cómo sorprendía que, por su origen familiar, mezclaran expresiones argentinas como “pega la vuelta” con palabras españolas como “vete” en vez de “andate”. La también actriz rememora lo difícil que fue la traducción al inglés, “porque no había manera de que el americano entendiera” el concepto de ‘pega la vuelta’, más agresivo o irónico que decir “olvídate de mi vida”.