Radio Continente FM

NOTICIAS

¿Se concretará doble vía al Valle del Elqui? Lo que dice el MOP sobre polémico proyecto

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Desde hace varios años, la ruta 41 que une a La Serena con el valle del Elqui se ha transformado en un escenario frecuente de accidentes de tránsito.

Y es que ya sea por el atractivo turístico del valle, especialmente en verano, o por la cantidad de personas que han optado por mudarse a vivir a esa zona en parcelas o en condominios,  el número de vehículos que hoy circulan por la ruta ha aumentado exponencialmente, generando un nivel de congestión que una vía como la actual –de una pista por sentido – hace imposible soportar.

Según el alcalde de Vicuña, Rafael Vera, uno de los impulsores de la construcción de la doble vía, existen estudios que señalan que una carretera de las actuales características de la ruta 41 puede soportar una carga de unos 6 mil vehículos diarios circulando por ella. “El problema es que nosotros tenemos una circulación de unos 12 mil vehículos (por día) por la ruta como mínimo”, asegura el edil.

Y para la autoridad comunal, el principal motivo que debiera ser suficiente para justificar la construcción de una doble vía es la alta ocurrencia de accidentes.

“Desgraciadamente, la ruta es un cementerio más de la comuna. Si cuentan la cantidad de animitas se darán cuenta de que pasamos el centenar de personas que han fallecido en estos últimos 20 o 30 años en esta carretera”, subrayó el edil.

Promesas incumplidas

No obstante, es sabido que no todos comparten esta opinión del alcalde Vera.

Y es que se debe recordar que la ruta 41 corresponde también al eje de la Ruta Internacional Gabriela Mistral, que conecta el borde costero de la región con la Provincia de San Juan, lo que, a su vez, forma parte del llamado Corredor Bioceánico Central Coquimbo-Porto Alegre.

Y he aquí los resquemores de algunas comunidades y agrupaciones, quienes han manifestado su preocupación por los efectos negativos que traería el aumento del tráfico rodado por el valle, a propósito también de la eventual construcción del Túnel Agua Negra.

No obstante, el alcalde Rafael Vera, señaló tajante que “la ruta 41 no tiene nada que ver con Agua Negra. De hecho, los camiones si es que el día de mañana se construye el túnel no van a pasar por la ruta 41, y el que diga lo contrario desconoce el proyecto y está hablando desde la ignorancia”.

Cabe recordar en todo caso que en diciembre del año pasado, el resultado preliminar del estudio de prefactibilidad de la Dirección de Vialidad que se presentó ante el Core, para conectar la ruta 41 con el borde costero y el Puerto de Coquimbo, -vía dos alternativas de by pass por el sector de Punta Colorada, en La Higuera- reveló que dichas obras serían de muy alto costo.

Ello motivó al Consejo Regional a aprobar por mayoría –con el voto de rechazo de la gobernadora Krist Naranjo – a impulsar el mejoramiento de la ruta.

Como sea, a juicio del alcalde de Vicuña, el proyecto de doble vía es una promesa incumplida por el Estado que se debiera materializar.

“El exministro (Alberto) Undurraga se había comprometido con los recursos para que se hiciera una parte del diseño de la obra, porque el resto lo puso el Gobierno Regional de la segunda etapa de la ruta 41. Pero los ministros de OO.PP. del gobierno recién saliente no estuvieron a la altura de lo que ellos mismos comprometieron con este alcalde y con autoridades que me acompañaron, indicando que los trabajos de la doble vía iban a comenzar, para después desdecirse”, aseguró.

Reunión con comunidades

Consultado por el proyecto, el seremi de Obras Públicas, Javier Sandoval, explicó que, en primera instancia, su deseo es poder generar una mesa de trabajo con todos los involucrados en este proyecto para así, tomar una decisión.

“Mi primera acción será juntarme con todos los actores que tengan algo que contribuir para la toma de decisiones sobre el futuro de ese proyecto. Mientras yo no pueda sentarme con todas las partes, tanto las que están en contra como a favor de esta obra, o quienes tengan matices, no podemos avanzar en priorizar una decisión”, aseguró la autoridad.

Sandoval indicó que la idea es apurar en la medida de lo posible estos encuentros para poder tomar una definición sobre el tema, pero aclaró que este tipo de instancias “no son reuniones cortas. Hay que ponerse de acuerdo, hay que presentar ideas. No es que estas reuniones duren un par de horas y uno diga, ‘ya, se toma la decisión’”.

Pese a ello, Sandoval indicó que la idea tampoco es “dilatar discusiones”, pues, “por supuesto, las decisiones tienen que tomarse. Pero insisto, se debe tener muy en cuenta la voz de las comunidades y cómo les afectaría. No es algo menor”.