Radio Continente FM

NOTICIAS

Situación crítica: Se acaba el agua para regantes en el Embalse Cogotí de Combarbalá

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La sequía ha provocado que en la actualidad el tranque solo cuente con agua sistémica, esto significa que no logra salir por las válvulas o la poca que sale lo hace con sedimentos. La administración y los agricultores solo se aferran a la esperanza de que vuelva a llover, mientras tanto, se realizarán reparaciones pendientes a la cortina.

Por Luciano Alday

Desde este jueves el Embalse Cogotí tan solo cuenta con agua sistémica, esto quiere decir que el agua posada es tan poca que ya no es posible que salga por las válvulas, o la poca que sale lo haga con sedimentos. Esto provoca que ya no se le pueda entregar el recurso hídrico a los agricultores de la zona.

“En este momento no está saliendo agua por la válvula, solo queda agua sistémica en el embalse, eso es lo que está quedando. Ya no sale agua para surtir a los regantes de la asociación de canalistas del embalse Cogotí”, puntualizó Manuel Álvarez, administrador del embalse.

Álvarez explica que durante esta semana se terminó de alimentar con el recurso hídrico a los agricultores de la zona, “esta situación se viene comunicando hace como dos meses atrás. Nosotros tenemos un calendario de turno, el último turno comenzó la semana pasada, iba ser variante por la cantidad de sedimento y el comportamiento de embalse, y lo terminamos este miércoles, ya cerró”, indicó.

Factor sequía

Manuel Álvarez comenta que hace aproximadamente cinco años que la situación es crítica, ya que la sequía ha provocado que en todo este tiempo el tranque no haya sido repletado.

“La última vez que se llenó el embalse fue en 2017, las lluvias que hubo entremedio fueron insuficientes para llenar el embalse, por lo tanto, no pudimos tener una recarga adecuada”, señaló.

“Cada vez se hace más complicado el tema, antiguamente nosotros nos apoyábamos con los deshielos, pero ya no hay hielo, las nevadas que caen no alcanzan a convertirse en hielo y se van a rellenar napas y subsuelos, y eso no llega al embalse”, agregó.

Otro problema

Uno de los agricultores afectados es don Floridor Solar, quien produce uvas en el sector de Los Tapia, él señala que no solo la sequía ha provocado este escenario de escasez hídrica, sino también otras acciones que no van acorde al contexto actual.

“Los grandes empresarios rajan el río, y nadie toma cartas en el asunto, tuvimos reunión con la DGA y la DOH, se comprometen en que van a fiscalizar, pero no pasa nada, y así pasa en todos lados. La única solución es esperar que llueva, y esperar que con la nueva constitución se incluyan leyes que sean parejas para todos”, indicó.

Consecuencias

Otro de agricultores afectados es Marcelo Laguna, quien advierte que la provincia podría cambiar su curso si es que continúa la falta de precipitaciones, “si este año no llueve esta zona va morir como zona agrícola, siempre se habla de desalinizar o traer agua desde el sur, pero no creo que eso se pueda lograr en menos de un año”, señaló.

“Y si es que llueve hay que pensar en cómo mejorar los sistemas de riego para poder mantener de mejor forma el agua, se deben realizar obras como diques, hay que apuntar a eso”, agregó.

Por último, Laguna comenta que desde ya deberá plantearse nuevos rubros de subsistencia, “yo llevo tantos años como agricultores que no sé lo que haría, yo por lo menos soy ingeniero comercial, debería empezar a buscar trabajo en ese sector quizás”, declaró.

Por su parte, Floridor Solar cree que en medio de esta sequía él continuará como agricultor, pero de otro tipo de cultivos, “el año pasado a mí se me secó el pozo cuando la uva estaba en pleno crecimiento, después arrendé una máquina para limpiar, pero ya era demasiado tarde, la uva era muy chica. Por eso estamos analizando volver a las hortalizas, al tomate y al morrón, que ocupan mucha menos agua, porque son plantas de temporada corta. Pensamos en volver a lo que fuimos, esta zona antes era tomatera, después vino el furor por la uva”, detalló.

No se pierde el tiempo

Mientras no caigan las lluvias la administración del Embalse Cogotí aprovechará el tiempo en realizar reparaciones que se encuentran pendientes, las cuales permitirán que en un futuro no se pierda el recurso hídrico.

“Estas reparaciones solo se pueden hacer con el embalse vacío, con estas podemos disminuir las perdidas por infiltración. Tenemos ciertas infiltraciones que son propias de la cortina, estamos viendo formas de encontrar una solución técnica que elimine o baje esa infiltración, para que cuando se llene el embalse no se pierda más cantidad de agua”, explicó Manuel Álvarez.