Radio Continente FM

NOTICIAS

Alcaldes de la conurbación se abren a idea de prohibir parlantes en playas

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Ali Manouchehri afirmó que si una ordenanza viene a solucionar la problemática de la contaminación acústica, la estudiarán. En tanto, Roberto Jacob recordó que las playas están a cargo de la gobernación marítima, sin embargo, no se niega a conversarlo con esa autoridad.

Como “polémica” ha sido definida una ordenanza emitida por la Municipalidad de Caldera. ¿Por qué? Porque sanciona el uso de parlantes en sus costas.

“Prohibidos los parlantes. Playa libre de contaminación acústica. Zona de descanso. Escuchemos el sonido de la naturaleza. Si trae parlantes, sólo con audífonos”, se lee en uno de los carteles ubicados en playa La Virgen.

Si bien aclara que la resolución es antigua, ya que fue dictada en el año 2018, su alcaldesa, Brunilda González, dijo a MEGA que está basada “en la norma chilena 1.619 de Ruidos Molestos, en el decreto supremo 253 del Ministerio de Salud, que establece los decibeles que están permitidos durante el día y la noche. Y en el caso de las playas, que son espacios públicos, no se permiten ruidos molestos que superen en el día los 55 decibeles”.

Al mismo tiempo, dijo que hay playas donde sus vecinos han reclamado, pero antes de sacar las multas dialogan con los visitantes y les detallan las normas, empero, si alguien se pone porfiado, se le saca la infracción de forma inmediata.

De esta forma, quienes no respeten la ordenanza, se exponen a multas que podrían ir de los 163 hasta los 272 mil pesos.

La única forma de “salvarse” de ser infraccionado es solicitar un permiso previo para utilizar estos artefactos.

Tenemos que regularlo 

Pero más allá de las consideraciones, lo cierto es que la prohibición abrió el debate entre quienes la apoyan y quienes la cuestionan porque argumentan que las costas son espacios públicos.

En cuanto para los alcaldes de La Serena, Roberto Jacob y de Coquimbo, Ali Manouchehri, su posición al respecto y si estarían dispuestos a implementar esta medida, esto fue lo que manifestaron.

“Por supuesto que tenemos la mirada puesta no solo en lo que podemos ir desarrollando como administración, sino también en los ejemplos positivos que se pueden ir dando a lo largo de Chile y si esta ordenanza viene a solucionar una problemática social en los momentos de verano, lo vamos a analizar”, afirmó el edil porteño.

En este aspecto, señaló que incluso podrían llegar a comunicarse con la alcaldesa de Caldera para saber cómo se ha ido ejecutando y si sería positivo impulsarlo en la comuna que dirige.

Añadió Manouchehri que “en general, la gente siempre tiene sus reclamos sobre lo que sucede con distintas cosas. Cuando vemos que las personas tiran la basura a la playa o las colillas de cigarro, la gente se expresa y si no tenemos la capacidad de se tome conciencia sobre esto, tenemos que regularlo. Por eso, si la resolución respecto al tema de la música es algo que ya no es manejable por las personas, por supuesto que lo estudiaremos”.

Por su parte, Roberto Jacob, recordó que las playas están a cargo de la gobernación marítima correspondiente, distinto es en el paseo peatonal adyacente que es un bien nacional de uso público y por lo tanto, allí podrían tener alguna injerencia.

Sin embargo, aseguró que “yo no me niego a la posibilidad de poder conversar con ellos (la gobernación marítima) y llegar a un entendimiento para prohibir (el uso de parlantes) en algún momento”.

Según el Ministerio de Defensa, el terreno de playa (la arena), la playa, el fondo de mar y las porciones de agua, son bienes nacionales de uso público. O sea, su uso y dominio pertenecen a todos los chilenos.