Radio Continente FM

NOTICIAS

El concierto más “sangriento” de Scorpions: Matthias Jabs empapa su guitarra sin parar de tocar

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

A principios de este mes, Scorpions anunciaron que pospondrían tres de sus fechas europeas a raíz de una lesión sufrida por su guitarrista, Matthias Jabs. Ahora, ya se sabe qué fue lo que le pasó gracias a las imágenes del concierto que los alemanes ofrecieron el pasado 6 de mayo en el Madison Square Garden.

Durante el set, se ve al guitarrista con tiritas multicolores en los dedos índice, corazón y anular de la mano con la que trastea, mientras que se ve sangre en el diapasón de su guitarra, una Boris Dommenget Explorer.

Lo más seguro, por lo tanto, es que hayan sido estas heridas en los dedos las que hayan provocado que Scorpions no tocasen en Lisboa, Toulouse y Lille los pasados días 10, 13 y 15 de mayo, teniendo que posponerse las fechas para más adelante.

Lo que no se sabe es el origen de esta lesión y si tuvo lugar en el Madison Square Garden o antes del concierto realizado en el mismo.

Sea como fuere, Jabs decidió aguantar con todas sus fuerzas y consiguió tocar hasta el final del show, incluyendo clásicos como “Winds of Change”, “Send Me An Angel” o “Rock You Like a Hurricane”.

Scorpions siguieron adelante, sin embargo, tocando en el Accor Arena de París el pasado 17 de mayo.

Su concierto en el festival Rock Imperium, que se celebrará en Cartagena los días 24 y 25 de junio de 2022, nunca corrió peligro.

Rock Believer

‘Rock Believer’ es el 19º disco de estudio de Scorpions.

El primer single de ‘Rock Believer’, “Peacemaker”, vio la luz hace dos meses. El track incluía música del guitarrista Rudolf Schenker y el bajista Pawel Maciwoda y letra de Klaus Meine.

Durante la pandemia, la banda se retiró a un estudio en la ciudad alemana de Hanover para trabajar en las nuevas canciones.

Scorpions tenía originalmente la intención el nuevo álbum en Los Ángeles con el productor Greg Fidelman, cuyos créditos anteriores incluyen a Slipknot y Metallica. Sin embargo, debido a la pandemia, parte del trabajo inicial se realizó con Greg a distancia, tras lo cual Scorpions optó por dirigir las grabaciones ellos mismos con la ayuda de su ingeniero Hans-Martin Buff.

Meine dijo previamente a Talking Metal que el objetivo de utilizar a Fidelman para producir el nuevo LP era traer «el viejo ambiente de álbumes como ‘Blackout’, ‘Love At First Sting’ o incluso ‘Lovedrive’. Intentamos centrarnos en esos álbumes y en esta actitud», dijo. «Si lo conseguimos, quién sabe, han pasado muchos años. Pero es el espíritu y es todo el ambiente que rodea a este álbum. Esta vez, la atención se centra en las canciones más duras».

Según Meine, el nuevo LP de Scorpions no cuenta con «ningún escritor externo en absoluto», a diferencia de ‘Return To Forever’ de 2015, que fue co-escrito en gran parte por los productores del álbum, Mikael Nord Andersson y Martin Hansen.

La última colección completa de nuevas grabaciones de Scorpions fue el mencionado ‘Return To Forever’, que comprende parcialmente canciones que la banda tenía en la bóveda de los años 80. Fue la última aparición grabada del ya ex-batería de Scorpions, James Kottak, que fue despedido de la banda en septiembre de 2016. Desde entonces ha sido sustituido por Mikkey Dee, ex de Motörhead.