Radio Continente FM

NOTICIAS

ABBA: La historia de su exitoso paso por Eurovisión

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El paso por Eurovisión de ABBA supuso un éxito sin precedentes. Lo que la banda sueca generó con su ‘Waterloo’ superó hasta las previsiones más optimistas.

Si hay un grupo que ha pasado a la historia de Eurovisión ese ha sido ABBA. El cuarteto sueco supuso un antes y un después para el festival y el certamen también fue el trampolín para ellos, que acabaron convirtiéndose en uno de los grupos más famosos del mundo.

Si bien se formó en 1972 en Estocolmo, ABBA alcanzaría la gloria en la ciudad británica de Brighton en abril de 1974. Fue cuando consiguieron la victoria en Eurovisión con la canción Waterloo, un himno ya de la música.

La aparición de la banda sueca y su victoria fue un espaldarazo para el festival, que se internalizó más y se hizo cada vez más conocido. La canción estuvo sonando en todas las partes del mundo y siempre fue ligada a Eurovisión, lo que hizo que el festival alcanzara una popularidad que desde entonces no ha perdido.

Su boom fue de tal envergadura que fue el primer grupo pop europeo en alcanzar el éxito en países de habla inglesa fuera del continente. Sus giras fueron un fenómeno social.

Precedentes

ABBA era un grupo formado por cuatro personas que a su vez eran matrimonios entre sí: Agnetha Fältskog, Björn Ulvaeus, Benny Andersson y Anni-Frid ‘Frida’ Lyngstad. El nombre viene dado, precisamente, de las iniciales de cada uno de ellos.

El grupo se formó en 1972 y en los primeros meses ya tuvieron apariciones televisivas y sacaron el que sería su primer tema popular: Ring Ring. Sin embargo todo se reducía a Suecia, su país natal, en el que Eurovisión se vive de forma muy especial.

Por eso decidieron presentarse al Melodifestivalen, la preselección sueca para el festival. Y allí ya llevaron Waterloo, con la que representaron a su país en Eurovisión.

ABBA en Eurovisión 1974

Con ello ABBA se presentó en Brighton sin ser los grandes favoritos. Por los anfitriones se presentó Olivia Newton-John, que quedó en cuarto lugar. Por Italia fue Gigliola Cinquetti, ganadora de Eurovisión con Italia en 1964. En esta ocasión terminó segunda. Por España fue Peret.

A su vez, por Portugal acudió Paulo de Carvalho con el tema E depois do adeus, un tema que pasó sin pena ni gloria quedando último, pero que tan solo 19 días después haría historia al ser la canción -junto a Grândola, Vila Morena– que los militares portugueses utilizaron durante el levantamiento militar contra la dictadura de Salazar.

La gran favorita era Francia, que llevaba la canción La vie à vingt-cinq ans. Sin embargo, este país se retiró de Eurovisión días antes de su celebración por la muerte de Georges Pompidou, presidente del país.

Waterloo, la canción elegida

ABBA participó con Waterloo después de que compusieran varios temas con los que ir al Melodifestivalen. Fue arreglada por Michael B. Tretow y la canción se publicó tanto en inglés como en sueco. En principio no era la elegida, ya que tres de los cuatro miembros habían optado por otra. La opinión de ‘Frida’ acabó siendo clave, ya que optó por Waterloo.

Grabada a finales de 1973, fue al principio llamada Honey Pie y trata sobre un amor ante al que hay que rendirse igual que lo hizo Napoleon Bonaparte en la Batalla que le da nombre a la canción.

La actuación de ABBA en Eurovisión

ABBA actuó en Eurovisión en el octavo lugar, en el ecuador de todas las actuaciones. Lo hizo por detrás de Yugoslavia y antes de Luxemburgo.

Votaciones y victoria

La victoria de ABBA se vio desde el primer momento. El sistema de votación no era como el actual, no había los famosos 12 puntos. Existía un jurado en cada país compuesto por diez personas y un total de diez puntos por jurado que se repartía de forma diferente.

Así, Suecia recibió hasta 5 puntos (la mitad de todos los que podía dar el jurado) hasta en dos ocasiones (por Finlandia y Suiza). En total consiguió 24 puntos, por los 18 de Italia. No votaron con ningún punto a ABBA los jurados de Reino Unido, Grecia, Mónaco, Bélgica e Italia. España le dio tan solo un punto de los 10 totales que tenía.

Salto a la fama y estrellato

Ganar Eurovisión supuso un auténtico impulso al grupo sueco. Viajaron por toda Europa y llegaron al número uno de todas las listas musicales. Especialmente importante fue su éxito en Reino Unido y Estados Unidos.

Desde entonces sus canciones -no solo Waterloo– fueron las más escuchadas en muchas partes del mundo y sus apariciones públicas eran prácticamente diarias.

Los últimos años de la década de los 70 fueron los de más éxito de ABBA, que viajó por todo el mundo y eso obligó a retrasar varios álbumes ya que apenas tenían tiempo para poder grabarlos. En agosto de 1976 estuvieron presentes en la boda del rey Carlos XVI Gustavo de Suecia donde cantaron Dancing Queen.

Los trabajos fueron cada vez mayores, los descansos menores y cada vez tuvieron más colaboraciones, como la que hicieron con Unicef con la canción Chiquitita que entre otras curiosidades sigue siendo el tema más vendido en la historia de América Latina.

Tras muchísimos años de éxito, los dos matrimonios se divorciaron y hubo un profundo cambio a la hora de realizar su música, con un estilo ya diferente. Las giras fueron difuminándose, los éxitos ya eran pocos y a finales del año 1982 decidieron separarse y hacer su última aparición como ABBA.