Radio Continente FM

NOTICIAS

La historia detrás de “El reloj cucú”, uno de los clásicos de Maná

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Maná es sin duda una de las bandas de rock y pop más influyentes de los últimos tiempos. Su primer sencillo recordado fue el tan coreado “Rayando el sol” de 1990 y dos años después inició su despegue cuando lanzaron el álbum “Dónde jugarán los niños”. Desde ese momento, la agrupación mexicana empezó a ganar muchos premios, entre ellos cuatro Grammy, ocho Grammy Latinos, MTV Music Awards, entre otros, generando hasta hoy más de 40 millones de discos vendidos en el mundo.

Cada álbum que producían siempre incluía canciones que calaban en el gusto de sus seguidores y además lograban ubicarse en los primeros lugares de los rankings musicales del mundo. Dentro de toda esa amplia discografía aparece un tema que es muy especial para el líder y fundador del grupo, Fher Olvera. Nos referimos a “El reloj cucú”, uno de sus clásicos.

A continuación, te contamos la historia detrás del cuarto sencillo del álbum “Cuando los ángeles lloran”, el cual hasta actualidad es entonado a puro sentimiento por Fher, ya que se basa en un hecho de su vida.

CÓMO NACIÓ DETRÁS DE “EL RELOJ CUCÚ” DE MANÁ?
Si bien, “El reloj cucú” debutó hace más de 25 años, este 2021 se lanzó una nueva versión donde se unen las voces de Maná con Mabel Vázquez, una niña que participó en “La Voz México”. Ambas versiones mantienen su esencia.

Con el fin de dar a conocer en qué suceso se inspiró Fher para crear esta canción, realizó una serie documental para el canal de YouTube de la agrupación, en la que cuenta detalles del single.

“En México cuando mi papá muere, yo tenía 7 años. En las noches, yo dormía solo porque era el único hombre de tres mujeres, y mi mamá que era muy dura, me ponía a dormir solo. Y ya sabes que de chico te da miedo todo y más a esa edad”, comenzó a contar en el episodio 2.

Recuerda que mientras se quedaba “viendo” la oscuridad, oía a su madre llorar porque acababa de morir su padre. “Esas imágenes y sonidos se me quedaron grabados en el corazón y oídos”, señaló por lo que un día entró a su cuarto y en su inocencia le preguntó si le dolía algo, ella solo atinó a abrazarlo. “En mi cuarto había un reloj cucú y volteaba a verlo esperando que el pajarito saliera (…) para platicar con él y le decía que tenía miedo”, indicó.

NO TUVO EL VALOR DE CANTARLO EN VIVO
Tras haberse inspirado, escribir las letras y grabarlas en un casete, Fher por un momento pensó incluirlo en el álbum “Dónde jugarán los niños”, pero se dio cuenta que no iba a tener el valor de cantar el tema en vivo, pues se le iba a quebrar la voz, por lo que sintió que la canción era solamente para él y no necesariamente debía salir en un disco.

Este dolor lo guardó por mucho tiempo hasta que un día conversó con un amigo y este le contó que su padre un día se fue por cigarros y nunca volvió. Con esto entendió que esta pérdida era una realidad dolorosa en miles de hogares. Además, se dio cuenta de que una pena compartida, pesaba menos el alma.

“[Reloj cúcu] era para mi papá, pero más para mi mamá porque ella prácticamente se las jugó con cuatro hijos sin saber mucho qué hacer. Nosotros venimos de abajo, donde sufrimos muchas carencias. Más que nada homenajeo a las madres solteras porque para mí, en la escala de valores de las personas, son las que más admiro”, finalizó.

¿DE QUÉ TRATA “EL RELOJ CUCÚ”?

“El reloj cucú” cuenta a historia de un niño que pierde a su padre y que encuentra en un reloj cucú a su mejor amigo, al cual le pide apagar el tiempo para tal vez volver a ver su progenitor.

En otra parte de la canción, el pequeño le cuenta al reloj que ha visto sufrir a su madre y hermanos al igual que él por el fallecimiento de su papá. Al final, el niño le habla al cielo para buscar respuestas sin encontrar las mismas.