Radio Continente FM

NOTICIAS

Las sensaciones de los primeros alumnos en retornar a las aulas en la región

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
En la jornada de ayer, siete establecimientos públicos y particulares subvencionados de la región volvieron a la actividad presencial, donde la tónica fue la sonrisa de los menores ante la posibilidad reencontrarse con sus compañeros y vivir una experiencia que para algunos es inédita. El protocolo sanitario fue estricto, lo que dio tranquilidad a padres y apoderados.

En la jornada de ayer, siete establecimientos de la conurbación regresaron a clases presenciales, cuatro de La Serena y tres de Coquimbo: la Escuela El Peñón, el Jardín Infantil Los Roblecitos, el Jardín Infantil Mis Pequeños Angelitos, la Escuela Especial de Lenguaje Pequeñas Cumbres y los colegios de educación especial Alcalá y Cumbres.

El único dependiente del Servicio Local Puerto Cordillera que le dio la bienvenida a los niños fue la Escuela El Peñón, donde son 130 los menores que volvieron en su mayoría con una enorme sonrisa a las salas de clases.

Sólo por ayer, el ingreso era a las 09:30 horas, donde niños entre Primero y Sexto Año Básico vivían un momento único, sobre todo los más pequeños.

En ese contexto, Cristian, que se sumó a Tercero Básico, aseguró a El Día que “estoy muy contento de volver, quería encontrarme otra vez con mis compañeros y compartir”. Lo propio señaló su hermana, Pía, que se notaba algo nerviosa, pero también con cierta ansiedad, porque luego de dos años de tanta incertidumbre, esta era una instancia esperada. “Siempre es bonito volver a encontrarse sobre todo con amigas y los compañeros”, dijo.

En efecto, no fueron pocos los niños que llegaron con sus respectivas pelotas de fútbol, aunque también existen estrictos protocolos para la práctica del deporte.

También hubo satisfacción de los padres y apoderados, sobre todo considerando el rol de contención que esta escuela cumple en la localidad. Esto lo ratificó el director del establecimiento, Luis Araya Valdivia, quien afirmó que “son 150 estudiantes los que han regresado a clases en nuestra escuela, de los cuales 135 se hicieron presentes hoy (ayer) porque otros aún no se encuentran en la zona o se encontraban delicados de salud. Es un orgullo haber sido la primera escuela del servicio público en volver a clases, porque somos conscientes de la importancia que esto tiene en materia psicosocial”, sostuvo.

Una experiencia nueva  

En la jornada de ayer, otro establecimiento de la comuna de Coquimbo abrió sus puertas. Se trató del Colegio Golden Hind School, que al igual que la Escuela El Peñón, cumple con todos los protocolos necesarios para que tanto los alumnos como sus tutores estén tranquilos.

Cabe destacar que en horas de la mañana de ayer, el grueso de los estudiantes de cursos superiores ingresó a clases, y por lo tarde fue el turno de los más pequeños.

Diario El Día se acercó hasta el establecimiento, para tomar el pulso en voz de los propios estudiantes. Y claro, algunos de ellos estaban algo ansiosos y nerviosos porque era la primera vez que llegaban a una sala de clases.

Maximiliano es un ejemplo, pues ingresaba a Primer Año Básico. Se le veía un tanto nervioso, pero se evidenciaba en sus ojos una cierta expectativa pese a su corta experiencia.

“Me gusta ir al colegio y estoy contento”, fue lo único que dijo ante nuestra grabadora, pero sí se advertía que no tenía problemas al usar mascarilla , y además, comprendía la trascendencia del alcohol gel. Es la importancia de las enseñanzas que vienen desde el hogar.

Quien no ocultaba la alegría era su madre, Nora Urbina, que estaba “chocha” con un acontecimiento siempre importante para una familia. “Tenemos que aprender a vivir con esta situación del Covid, tal como es. No nos queda otra”, señaló la mamá de Maximiliano, que segundos después lo dejó en la puerta del establecimiento ubicado en Sindempart, donde fue muy bien recibido.

Con mayor tranquilidad

No todos los niños reaccionan de la misma manera, sobre todo aquellos que tienen algo más de experiencia en estas lides y que conocen de lo que es un “primer día de clases”. Mas porque muchos de ellos estuvieron durante casi dos años en sus casas, lejos del contacto con sus amigos por largo tiempo. Por lo tanto, volver a las aulas tiene una sensación diferente, sobre todo cuando se acerca a pasos agigantados la adolescencia.

Es el caso de quien el jueves ingresará a clases en el Colegio Gabriela Mistral de Coquimbo, en el sector de El Llano. Es Sofía, de 10 años, que va a entrar a Quinto Año Básico.

“Me parece bien volver a clases después de dos años de pandemia. Lo que más me entusiasma, la verdad, es ver a mis compañeros y compañeras. No me molesta tampoco tener que usar el buzo o esas cosas”, aseguró.

Respecto a si existe alguna diferencia de la experiencia de las clases telemáticas versus las presenciales, Sofía aseguró que “es mucho mejor aprender cara a cara”.

Cristian, ingresa a tercero básico:

“Estoy muy contento de volver, quería ver nuevamente a mis compañeros y compartir”.

Maximiliano, ingresa a primero básico:

“Me gusta ir al colegio y estoy contento”, señaló acompañado de su mamá, Nora.

Sofía, ingresa a quinto básico:

“Lo que más me entusiasma, la verdad, es ver a mis compañeros y compañeras. No me molesta tampoco tener que usar el buzo o esas cosas”.