Radio Continente FM

NOTICIAS

Mundo de la cultura espera que nuevo Gobierno se comprometa con Teatro Regional

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Crédito fotografía:  Lautaro Carmona
Distintos actores vinculados a las artes y al proyecto del Teatro Regional esperan que el próximo gobierno retome una iniciativa que está dormida. Esperan un espacio que permita el desarrollo del teatro, del cine, de la música, de las artes en general, en que los trabajadores de esta área tengan incidencia.

Mientras se debate sobre el futuro del Teatro Centenario, la Región de Coquimbo tiene por largo tiempo dormido otro proyecto vinculado al mundo de la cultura y las artes: la construcción de un Teatro Regional.

El tema ha sido abordado por distintas administraciones y, de hecho, durante la candidatura de Sebastián Piñera el año 2017, destacó que la intención de su gobierno sería que todas las regiones contaran con un teatro regional. “No podemos dejar atrás a la Región de Coquimbo; yo tengo un compromiso de que tenga un teatro regional”, dijo.

Actualmente el tema se encuentra dormido desde el 2018 y en septiembre del año pasado el Consejo Regional (CORE) ofició al seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Francisco Varas, consultando por el estado del diseño de la emblemática obra.  Al no haber respuesta, en enero de este año hubo un nuevo acuerdo del cuerpo colegiado, esta vez para invitarlo a la Comisión de Educación y Cultura.

El encuentro aún no se concreta. Consultada la entidad gubernamental ligada a la cultura, declinaron referirse a la situación, debido a que la autoridad del ramo se encuentra de vacaciones.

La esperanza está en el nuevo Gobierno

Todo parece indicar que la posta que ha atravesado varios gobiernos se retomará en la nueva administración que asumirá en marzo, considerando que la futura ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Julieta Brodsky, en entrevista con diario El Día, declaró que “el Teatro Regional debiera ser una prioridad y la vamos a revisar en detalle, pensando en la necesidad de reactivar el sector. Lógicamente es un tema que vamos a tener que evaluar y diagnosticar, saber si se cuenta con los recursos o de donde podemos obtenerlos”.

La necesidad también ha sido abordada por la concejala de La Serena, Carmen Zamora, quien plantea que “es una situación que lleva 13 años pendiente. Trece años probablemente perdidos en una carpeta de antecedentes que al menos a las últimas autoridades regionales y nacionales no les ha importado cumplir, ni atender”.

“Resulta incomprensible para mí, que nuestra Región de Coquimbo y la capital regional no cuente con un teatro adecuado para proyectar y desarrollar las distintas expresiones artísticas y culturales locales, regionales y nacionales, tanto profesionales como comunitarias”, enfatizó la también gestora cultural.

“Lo que tenemos son teatros escolares, diseñados para actos educacionales que en ningún caso entregan condiciones técnicas, aforos de butacas, salas de ensayo, camarines y tanto más requerido de manera esencial. Ya basta de tener que contentarnos con usar gimnasios y recintos no aptos para las artes en programación artística, afectando la propuesta en escena y la experiencia de los públicos”, acotó.

“Generar nuevos espacios, sin abandonar los existentes”

Marcelo Saavedra, es actor y también es director de Molinos de Artes un espacio internacional, independiente y autogestionado que busca el desarrollo de experiencias artísticas en todos los territorios, también en donde no hay acceso garantizado y es, además, presidente de la filial Región de Coquimbo del Sindicato Nacional de Actores y Actrices de Chile, SIDARTE.

Saavedra hace hincapié en que “es indispensable un nuevo espacio. No obstante, no se pueden abandonar los espacios existentes. No se trata de reemplazar espacios, se trata de cubrir una necesidad manifiesta de por parte del sector de las artes y la cultura”.

Al igual que Carmen Zamora, el líder gremial enfatiza en la necesidad de contar con un espacio que permita “desarrollar de mejor forma las propuestas artísticas, en las condiciones que corresponde cuando se hablan de espectáculos de sala, especialmente”, indica.

Héctor Álvarez, de la Asociación de Teatristas de Elqui, concuerda con que la concreción del Teatro Regional ha sido esperada por mucho tiempo y pone el énfasis en la necesidad de unificar voluntades para que se concrete.

Estas voluntades, dice, deberían venir desde el mundo público, como por ejemplo, el Gobierno Regional, el Ministerio de las Culturas, la Municipalidad de La Serena, entre otros, pero también de la empresa privada.

“Eso no solo desde la infraestructura y un espacio físico, sino también cómo se proyecta este espacio en términos de gestión para que se pueda mantener en el tiempo”, afirma.

El proyecto de Teatro Regional también fue apoyado durante el año 2018 por el consejero regional Javier Vega, que en aquella época se reunió con artistas de la zona para plantear una propuesta de Teatro. Para Vega, no solamente es un espacio para teatro, también debe estar orientado al cine y la música.

“No ha habido voluntad de generar este tipo de espacio y de infraestructura”, dice. Acota que el diseño del proyecto que existió alguna vez, y que dataría del 2013, estaría totalmente caducado y ha perdido su categoría para ser financiado.

Vega recuerda que el año 2018 hubo voluntad política tanto desde el Ministerio de Obras Públicas como del municipio, pero las promesas no se cumplieron y señala que se ha convertido en un eterno compromiso, “el proyecto de Teatro Regional ha sido una promesa de varias cuentas públicas del alcalde Jacob, incluso de la época del anterior alcalde (Raúl Saldívar)”.

“Han pasado los años y nadie ha tomado este ámbito de desarrollo y nos encontramos hoy con la situación del Teatro Centenario (…) Nos damos cuenta que no hay intencionalidad de nadie para potenciar la cultura, considerando que somos hijos de la cultura con Gabriela Mistral y muchos otros artistas emblemáticos”.

Derechos laborales y sociales 

Consultado Marcelo Saavedra sobre qué espera de las políticas en materia de cultura del próximo gobierno, puso énfasis en una parte muy sentida por un gremio que se ha visto notablemente afectado por la pandemia: derechos laborales y sociales.

“Tiene que ver con las leyes, con los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras de las artes y la cultura. El acceso también a temas ligados a los derechos sociales: el acceso a vivienda, el acceso salud, contar con instancias en situación diferenciada en términos de jubilación, en general de los derechos sociales, en que quedamos al margen y no podemos optar a subsidios y distinto tipos de cosas”, acota.

Pero también recalcó la participación de los actores del mundo de la cultura y las artes: sean artistas, gestores, técnicos, productores “con relación a las ofertas programáticas que existen en cada una de las comunas, creemos también que es indispensable que se considere la voz del público y la comunidad en las instancias resolutivas y a lo menos consultivas en términos de programación”.

Añade que también es necesario que los trabajadores del arte puedan incidir “en la utilización de los espacios que ya existen dentro de nuestros propios territorios para poder acceder a ellos. No siempre se puede, no siempre están los recursos. Muchas veces se mezcla lo que dice relación con eventos, artes y cultura. Muchos de los recursos se van en eventos masivos que distan mucho de conectarse con la realidad y la identidad de cada territorio”.

Saavedra apunta a que el arte es una herramienta de transformación social, que permite fortalecer la identidad local, “permite como seres humanos poder vincularnos con nuestro desarrollo interno, y no quedarnos solamente en una estructura de comercio o alejada de lo que es el desarrollo emocional y espiritual”.

En tanto, el consejero regional Javier Vega también espera una participación ciudadana efectiva. “Hay que reactivar las mesas de trabajo que venían de los gobiernos anteriores (…) Llegó este gobierno y cerró las puertas e hizo lo que quiso. El gobierno de Boric debe retomar ese trabajo, que tiene que ver con la credibilidad frente a la inversión pública y que esté asociado a esa participación. Muchos de los artistas hoy están decepcionados, porque finalmente no tuvieron esos espacios y hoy el que es más amigo de la Dirección del Ministerio de la Cultura es el que tiene mayor posibilidad, pero hay mucha gente que ha quedado en el abandono y fuera de toda decisión política”, indicó.