Radio Continente FM

NOTICIAS

Vecinos de Pan de Azúcar exigen gestionar obras no ejecutadas por la empresa Sacyr

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Mientras el MOP exige a la empresa española, el reintegro de 416 mil UF por las obras de mitigación y mejoramiento no ejecutadas y que estaban incluidas en el contrato de la Ruta D-43, los vecinos solicitan pronta solución a sus problemas de conectividad y seguridad vial.

Como obras necesarias para mejorar la calidad de vida de los habitantes del sector rural, califican los vecinos y dirigentes del sector Pan de Azúcar, los trabajos no realizados por la empresa SACYR que correspondían al contrato por la construcción de la nueva Ruta D-43.

Por estos trabajos no ejecutados, actualmente el MOP esta solicitando el reintegro de los dineros a la empresa española por un total de 416 mil UF.

Los vecinos del sector señalan que las autoridades deben trabajar por avanzar en la concreción de este proyecto que por años ha esperado esta zona que, de acuerdo con los propios residentes, se sienten fuera del desarrollo de la conurbación.

Las obras del contrato en el tramo 3 Pan de Azúcar corresponden a la mitigación y hermoseamiento urbano para el uso de transporte interno. En un total de 12,5 kilómetros, se realizaría una ampliación de la calzada existente, pasando de 6 a 10 metros (incluyendo bermas), se levantarían ciclovías, veredas, paisajismo e iluminación, así como también paraderos, zonas de estacionamientos y áreas verdes.

La dirigente Patricia Notte comenta que por años esperaron este proyecto y cuando comenzaron las obras, tras diversas reuniones se priorizó el proyecto de alcantarillado en el sector para luego iniciar los trabajos.

Así también lo registró El Día en marzo de 2017, luego de las diversas molestias que causaba en los conductores, locatarios y locomoción colectiva el inicio de las obras en Pan de Azúcar, que causaban extensas filas y horas de espera.

En dicha oportunidad, el MOP decidió suspender los trabajos en ese sector para evitar los problemas viales. Además, como señaló Mirtha Meléndez, entonces seremi del MOP, la comunidad les informó del proyecto de alcantarillado en la localidad, el que debía estar listo para presentarse a financiamiento en el mes de julio de 2017 y ser ejecutado en el mediano plazo, por lo cual era contraproducente efectuar obras que luego deberían ser demolidas.

“Lo paralizamos hasta que nosotros no tengamos claro el entrabado que va a ir con el alcantarillado y una vez que ya tengamos definido más o menos en qué tiempo se podría construir, tendríamos que pedir a Santiago diferir esas obras”, detallaba Meléndez el 2017, descartando de plano, que se estuviese pensando en no llevarlas a cabo.

“No es que no se hagan, las vamos a hacer, pero una vez que ya tengamos este proyecto (alcantarillado). Hasta que no tengamos esa definición, no se van a hacer obras en Pan de Azúcar”, agregó en dicha ocasión la exautoridad.

Obras urgentes

Patricia Notte asegura que es urgente que se realicen estas obras, porque si bien existe la nueva Ruta Limarí, en el sector de Pan de Azúcar aún hay gran cantidad de tránsito vehicular en la vía, falta conectividad y mejoramiento de los ingresos, lo que ha llevado a la ocurrencia de accidentes vehiculares y atropellos.

Por su parte, el dirigente del sector rural y vicepresidente del Consejo de la Sociedad Civil de Coquimbo (COSOC) José Luis Pardo, agrega que la comunidad “siente impotencia, porque se hizo una gran inversión y se decidió no realizar estas obras, sin conocimiento de la gente. Se dejó de lado la antigua ruta D-43, no se hizo nada, se acabó y nadie dijo más nada y siempre nos quedó la duda donde estaban los recursos de estas obras”.

Pardo añade que a las personas no les interesa si los dineros se devuelven al MOP o no, sino que lo más importante es se hagan los trabajos rápidamente, porque saben que un proyecto significa seguir esperando por años.

“Esta ruta tiene mala accesibilidad a los costados y los caminos rurales, es una complicación. Necesitamos que se realicen pronto. Quizás hubo una mala decisión de la comunidad y del municipio de la época,  en preferir el alcantarillado, porque tendríamos las obras hechas y el alcantarillado va a quedar en nada porque es muy caro, era un proyecto faraónico que uno sabe que pueden durar 20 años”.

Otros compromisos sin cumplir

Los dirigentes afirman que existen también otras obras que la empresa SACYR no ha ejecutado desde el sector El Peñón hasta Las Cardas.

“Existe una carta compromiso, en la que se decía que se iban a realizar pasarelas, mejoras en las salidas e ingresos, paraderos en varios sectores, pero no se han hecho. Estimábamos que los dineros que no se habían utilizado en la carretera antigua serían utilizados para esto, pero no pasó nada”, acusa Pardo.

Respecto a la discusión por los recursos, el vicepresidente del COSOC espera que la devolución de los dineros no implique un aumento en el valor del peaje de la Ruta Limarí y llama a las autoridades a no olvidar al sector rural desde Pan de Azúcar hasta Las Cardas y se comience a trabajar, junto a la comunidad en los proyectos requeridos para el desarrollo de la localidad.

Por ahora, un comité técnico está analizando la situación de los dineros, mientras el MOP señala que estos montos deben ser reincorporados al fisco o pueden ser reinvertidos en las obras que la concesionaria no ha ejecutado en este contrato, por medio de una licitación.