Radio Continente FM

NOTICIAS

No van más: Ninguna comuna de la región celebrará Año Nuevo con fuegos artificiales

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Diferentes son los motivos por los cuales las municipalidades no realizarán estos eventos, ya sea para evitar las aglomeraciones y los riesgos de contagio por Covid-19, por respeto a animales y personas en el espectro autista o para redestinar los recursos a ayudas sociales.

En solo tres días se celebrará el Año Nuevo y por primera vez, ninguna de las 15 comunas de la región tendrá espectáculos pirotécnicos.

La que era una tradición de fin de año, comenzó a variar desde 2020 con la llegada de la pandemia, cuando los municipios empezaron a dar un giro más “austero” a la festividad, apelando además al respeto de las personas con trastorno del espectro autista, que sufren con los fuegos artificiales.

Primeros anuncios

En La Serena el anuncio se hizo en octubre, cuando el alcalde Roberto Jacob informó que en su administración la pirotecnia no volvería a la capital regional. “No estamos en condiciones de quemar la plata y lo más probable es que esto se mantenga en el tiempo, se ha evaluado cada año, pero yo creo que ya no vamos a volver”, dijo entonces el jefe comunal.

Junto con el anuncio, Jacob argumentó que “las razones no son tanto económicas, sino que hay varias cosas que analizar, por ejemplo, tenemos los niños con condición de autismo a quienes los ruidos los dañan. También están los animales que sufren problemas serios”.

La misma decisión tomó en el transcurso del año el alcalde de Coquimbo, Alí Manouchehri, quien por las mismas razones confirmó la suspensión de los fuegos artificiales y anunció que los recursos se redestinarían a entregar juguetes a los niños y niñas del puerto.

En el caso de Ovalle, el alcalde Claudio Rentería indicó a principios de diciembre que se suspendería el show que cada año se tomaba la costanera de la comuna, apuntando principalmente al cuidado de la salud de las personas. “Aún nos encontramos en medio de la pandemia y debemos mantener las medidas sanitarias para prevenir contagios de Covid-19 y una de ellas, es evitar la realización de eventos que congreguen a muchas personas”, argumentó.

El destino de recursos: ayudas sociales y sequía

¿Qué pasa con las otras comunas? Consultados por El Día, desde Illapel, Combarbalá y La Higuera indicaron que la determinación responde a la necesidad de redestinar los recursos a otras áreas.

Denis Cortés Aguilera, alcalde de la capital del Choapa, manifestó que parte de ese dinero será utilizado en atender casos sociales que a diario llegan al municipio y para apoyar a los APR fuertemente afectados por la sequía. A esto agrega “la necesaria empatía que se debe tener con los animales a quienes les genera un gran estrés el ruido provocado por los fuegos artificiales, provocando que muchas veces huyan de sus hogares y se extravíen” y al riesgo que genera encender fuegos artificiales, que pueden generar incendios por la quema de pastizales secos.

Pedro Castillo, alcalde de Combarbalá indicó, por su parte que la decisión tiene que ver con “la pandemia de Covid-19 y particularmente a la sequía que afecta a nuestra comuna”, ya que esos recursos se usarán en “la distribución de agua de consumo animal y para apoyar a aquellos sistemas de APR que durante la temporada estival puedan verse afectadas por la disminución de los caudales de sus pozos”.

Desde La Higuera, en tanto, también confirmaron la suspensión de espectáculos pirotécnicos, indicando que tal como el año pasado, se redestinarían esos recursos a ayudas sociales.

Otras actividades

En las comunas de Vicuña, Punitaqui y Monte Patria se están preparando otras actividades para recibir el 2022.

Vicuña, una de las pocas comunas que recibió el 2021 con fuegos artificiales, esta vez se suma a la tendencia. “A diferencia de otros municipios no tiene que ver con lo económico, tampoco tiene que ver con la pandemia, porque nosotros cuando lo realizamos el año pasado generamos todas las condiciones para que no fuera un inconveniente, sino que fundamentalmente pensando en nuestros niños que tienen autismo, en nuestras mascotas que tanto queremos que se desesperan con el ruido y buscaremos otras soluciones en el futuro”, dijo el alcalde Rafael Vera.

En la comuna se reemplazará el espectáculo pirotécnico por tres fiestas, una en la multicancha de Gerónimo Rendic, una segunda en la multicancha de Rivadavia y otra en el frontis de la Municipalidad, desde las 00:30 hasta las 3:30 horas. Estos eventos, explica el alcalde, se realizarán con “todos los protocolos sanitarios” para evitar contagios.

En Punitaqui se celebrará el cambio de año con un evento para las familias. “Tendremos cotillón y sorpresas. Además, como es tradicional en Punitaqui, tendremos un escenario con artistas donde estará Pascual y su Alegría quien hará bailar a nuestra gente”, comentó el alcalde Carlos Araya.

El jefe comunal explicó que la decisión de no lanzar pirotecnia en la comuna responde a que “la comunidad se nos ha acercado y nos ha solicitado suspender este tipo de actividad, sobre todo por los niños autistas de nuestra comuna. También por los animalitos y mascotas. Creemos que debemos ser conscientes del daño y perjuicio que éste tipo de acciones generan”.

En Monte Patria también piensan recibir el 2022 “en familia”, con una fiesta bailable que iniciará a las 22:00 horas y que se extenderá hasta las 03:00 de la madrugada y contará con la presencia de dos reconocidas bandas de la zona: los Jack Napiers y La Previa. “La invitación es a disfrutar de esta gran fiesta, cumpliendo con todas las exigencias del Ministerio de Salud: toma de temperatura, uso de mascarilla y alcohol gel, además de portar el pase de movilidad al día”, informaron desde el municipio.

Preparándose para el 2023

Salamanca tradicionalmente organizaba un show pirotécnico para recibir al nuevo año, sin embargo, este 2022 también se restará. Gerardo Rojas, alcalde de la comuna, indicó que no harán actividades, “como una forma de estimular que las actividades las desarrollen los empresarios privados que estuvieron tantos meses castigados, los bailes, los eventos etcétera”, añadiendo que los fuegos artificiales podrían volver a los cielos salamanquinos el 2023. “Nosotros asumimos el mes de junio, en un municipio donde nos costó mucho involucrarnos por la pésima gestión anterior. Tuvimos que dedicar mucho tiempo y energía a ordenar un poco la casa, tampoco hubo mucha claridad de cómo se iba a comportar el coronavirus, así que por un tema de gestión interna del municipio y por un tema de salud, preferimos guardarnos para el próximo año, para el año nuevo del 2023 volver a la normalidad”, dijo.

Consultadas las comunas de Los Vilos, Canela, Paihuano, Andacollo y Río Hurtado, también señalaron que no habrán fuegos artificiales este año.