Radio Continente FM

NOTICIAS

Pearl Jam: Las 3 canciones del grupo de grunge que conforman una mini ópera oscura

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Desde ‘Tommy’, de The Who, hasta ‘Ziggy Stardust’ de David Bowie, pasando por ‘Rise and Fall of the Spiders from Mars’; las óperas rock se han repartido por toda la historia de la música con resultados a menudo sorprendentes.

Sin embargo, cuando se trata del grunge, casi parece que el término ópera está prohibido, ya que el género se convirtió en el pilar de la era de las camisas de franela.

Por lo tanto, si alguna vez iba a haber una ópera grunge, tenía que ser corta y cualquier cosa menos dulce.

Esto es exactamente lo que Eddie Vedder y Pearl Jam ofrecieron con tres temas que realmente forman una narrativa lineal cuando se colocan uno al lado del otro.

También es una ópera que da una vuelta de tuerca a la interpretación estándar de la banda.

Mientras Vedder creció, no conoció a su propio padre biológico. Cuando se repasa la letra de “Alive”, ésta es la historia que cuenta con algunos giros notables.

La canción describe a un hijo cuyo padre ha fallecido, pero que crece con el mismo aspecto que él. El oscuro giro que da Vedder al relato es que esto hace que su madre lo desee de forma incestuosa.

Tras el relato de la consternación psicológica por una infancia desafortunada, llega la canción “Once”.

En este melancólico segundo acto, las cosas se vuelven aún más oscuras. Luego de la confusión de “Alive”, el panorama empeora para el protagonista.

De hecho, no puede ser peor: se convierte en un asesino en serie. Como explica la letra, “amante de la calle en el lado de la carretera, tengo una bomba en la sien que va a explotar”.

El capítulo final no llegó a aparecer en ‘Ten’, por lo que quizá muchos fans echen de menos la trilogía de Mamasan, con la última canción “Footsteps”.

El conjunto da un último giro oscuro, tan oscuro, que se corta abruptamente en negro durante el acto final de un espeluznante cuento grunge.

Vedder explica que se inspiró en la historia del ‘Asesino de Green River’ en el contundente track que ve al protagonista enfrentarse a la pena de muerte.

“Voces en mi cabeza… ooh voces, tengo arañazos por todos mis brazos, uno por cada día desde que me desmoroné”– canta Vedder con su adecuado traqueteo vocal.

Naturalmente está lejos de ser un musical alegre, y Vedder se apresuró a afirmar lo obvio y decir que los elementos autobiográficos se limitan puramente al hecho de que no conocer a su padre tuvo un notable impacto psicológico en su crecimiento.