Radio Continente FM

NOTICIAS

Rehabilitación de pacientes covid: el otro desafío de la atención de salud en pandemia

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Crédito fotografía:  Lautaro Carmona
Los actores involucrados en ésta área concuerdan en la necesidad de una política pública que fije la rehabilitación integral de los pacientes.

La pandemia obligó a que junto a los pacientes GES, las personas afectadas por Covid-19 fueran priorizadas por los Servicios de Medicina Física y Rehabilitación de los hospitales de la zona.

Según señala la referente técnico de la Red de Rehabilitación del Servicio Salud Coquimbo, Maricela Vicencio, un servicio que hasta el año 2020 solo estaba presente en el Hospital de Coquimbo, el año 2021 comenzó también a operar en La Serena y luego, en 2022, en Ovalle, dejando atrás así a los servicios de kinesiología, para pasar a equipos integrados además por fisiatras, fonoaudiólogos, terapistas ocupacionales y en algunos establecimientos con horas de sicólogos y asistentes sociales.

Este modelo de gestión ha costado ponerlo en práctica por falta de recursos humanos, señala Vicencio. No existen equipos dedicados exclusivamente a la atención de pacientes post covid, por lo que han debido hacer esfuerzos para evitar que aquellos casos que estuvieron hospitalizados de manera prolongada en la UCI, pasen a ser personas con dependencia funcional severa.

Según explica, debieron reestructurarse y reaccionar ante la pandemia, así como lo debió hacer todo el sistema de salud del país, a costa de mucho estrés y cansancio, pero también con la voluntad de todos los equipos.

El doctor Roberto Alfaro, médico fisiatra y subdirector médico (s) de Atención Ambulatoria del Hospital de La Serena, explica que “desde el inicio de la pandemia ha persistido una alta demanda de las necesidades de rehabilitación de pacientes covid, manteniendo alta utilización de los cupos”.

En el caso de Coquimbo, la unidad ha debido atender a más de 600 pacientes covid, señala Ruth Álvarez, médico fisiatra jefa de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación Hospital San Pablo. “Por varios meses, estos pacientes representaron más del 50% de las atenciones de nuestro programa de camas de rehabilitación. Esto también dado a que en el inicio de la pandemia éramos el único hospital capaz de dar respuesta a al tratamiento post covid de toda la región”, indicó.

2022: Menos severa

«Según explica la referente técnico del Servicio de Salud Coquimbo, durante este año se ha evidenciado un descenso de casos, debido a que los pacientes afectados por covid “no han llegado a UCI como los años anteriores”.

Algo que ratifica la jefa de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital de Coquimboes que “durante el año pasado, nosotros tuvimos un volumen muy importante de pacientes. Afortunadamente, en los últimos meses eso ha tendido a disminuir” de la mano de las vacunas. Aún así “creemos que se debe mantener una estrategia de observación, ya que todavía estamos viendo pacientes que siguen afectados y pacientes que siguen ingresando a las UCI. En este sentido, tenemos que brindarle la posibilidad de rehabilitarse de manera integral, oportuna y con continuación de la atención para que puedan recuperarse de forma correcta. Por eso creo que todavía no es hora de bajar los brazos, respecto a la aplicación de estos programas de rehabilitación”, añade.

“Hoy nuestros equipos están dando respuesta a la demanda. Aun cuando no sabemos cuál será el impacto posterior de los pacientes de esta nueva ola”, advierte.

Políticas públicas

En cuanto a la necesidad de políticas públicas, Vicencio afirma que “es fundamental no solo para las personas con post Covid que quedan con secuelas, si no que hay personas con distintas patologías a consecuencia del Covid y requieren atención y si no se hace una intervención completa pasarán a ser dependientes severos”. Por tanto, sostiene, se requiere de un política en el corto y mediano plazo.

El doctor Alfaro señala que incluso el “Minsal ha sostenido diversas conversaciones con múltiples entidades para poder fortalecer esta área, enviándose incluso un proyecto a Cámara de Diputados. En nuestra región, esperamos aumentar la capacidad de respuesta de la red de salud cuando comience a funcionar la nueva área de Medicina Física y Rehabilitación del CDT del Hospital de La Serena, donde podremos recibir, entre todos los pacientes, a usuarios secuelados por Covid-19”, explica.

La Atención Primaria

Algo que reconoce Maricela Vicencio es que en el Servicio de Atención Primaria es aún un punto débil en materia de rehabilitación por la falta de personal.

En el caso de Coquimbo y con relación a los pacientes covid, se trabaja en dos áreas; la respiratoria y la de rehabilitación física, según indica Diego Aguirre, referente de epidemiología del Departamento de Salud de la Municipalidad de Coquimbo.

“En la parte respiratoria, la dejamos vinculada a las salas de consulta respiratoria como las IRA o ERA, principalmente para pacientes mayores de 18 años que es lo que hemos visto con mayor frecuencia. El área de rehabilitación se trabaja a través de un equipo compuesto principalmente por un kinesiólogo, un terapeuta ocupacional y un fonoaudiólogo. Este es el equipo base que trabaja con estos pacientes, más el área psicosocial, porque es super importante entender que también es una enfermedad multifactorial y dentro de eso, el psicólogo y el trabajador social son importantes para mantener la red y el apoyo emocional de los pacientes”, indica.

Tal como en el sistema hospitalario en lo que va del año, el sistema primario ha visto un aumento de casos covid positivos, pero no se ha reflejado en un incremento de las hospitalizaciones.

“No hemos visto un gran aumento de derivación de estos pacientes para rehabilitación y esto indica que Ómicron es muy contagiosa, pero menos letal y agresiva en relación con las secuelas. Sí hemos recibido pacientes, pero hasta el momento, por lo menos Coquimbo, está dando abasto a las derivaciones que nos han generado. Ahora, si llegara una oleada de casos sería casi imposible poder sostenerlo”.

Aguirre coincide en que se requiere de política pública en esta área, “porque si bien ya existen normativas que se trabajan con las distintas sociedades científicas y hay un consenso nacional en cómo manejar los pacientes covid, estas mismas agrupaciones de sociedades científicas, están impulsando el proyecto de ley para que el tratamiento post Covid sea financiado por el gobierno. Es un problema de salud que no podemos obviar y en distintos documentos se menciona el long covid o las secuelas del covid como algo que tenemos que atender de forma multidisciplinaria”, dijo.