Radio Continente FM

NOTICIAS

Toma de La Rinconada sigue creciendo y aún no hay resultado de querellas presentadas

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Antes de concretar un desalojo, se debe probar que existió el delito de usurpación violenta, ya que es el fundamento de la acción judicial presentada. Por su parte, desde la Municipalidad de Coquimbo han otorgado asesoramiento jurídico a la comunidad, además de convertirse en un ente facilitador y mediador en reuniones con otras autoridades.

Más de un mes ha pasado desde que una treintena de familias se tomaron violentamente dos propiedades en La Rinconada del Sauce en Coquimbo. Hecho que causó la presentación de una querella por parte de los propietarios de los terrenos, exigiendo el desalojo inmediato de los ocupantes ilegales.

“Mi representada Inmobiliaria El Olivar, es dueña de ambas parcelas N°135 y N°136 y a su respecto, no ha celebrado ningún contrato que importe la enajenación o promesa de venta respecto de los inmuebles usurpados, como tampoco ha celebrado contrato alguno que importe una limitación de dominio y mucho menos ha contrato con los usurpadores de manera alguna, a los cuales no conoce y no mantiene relación alguna con ellos”, indica el recurso.

Sin embargo, más allá de las visitas de autoridades, además de las acusaciones de peleas, balaceras y fuegos artificiales, lo cierto que es que las personas que se tomaron las propiedades ilegalmente continúan allí e incluso su número crece diariamente. Por eso, indagamos en qué está la demanda presentada, cuáles son las diligencias realizadas hasta el momento y los plazos a cumplir.

Al respecto, el abogado de Inmobiliaria El Olivar, Omar Vargas, sostuvo que “antes de que se produzca el desalojo, hay que probar que existió un delito de usurpación violenta porque ese es el fundamento de la querella. Por lo tanto, lo que se está haciendo actualmente es un empadronamiento de las personas que ingresaron violentamente a los terrenos propiedad del demandante”.

Eso sí, señaló que desconoce cuánto se demorará este trámite porque es responsabilidad directa de la Fiscalía.

“Vemos el panorama muy positivamente, ya que hemos tenido muy buena respuesta desde Fiscalía y su fiscal regional. También hay que entender que estas diligencias tienen un tiempo determinado (…) satisfecho nunca vas a estar, pero se entiende que no es el único delito que tiene que investigar la Fiscalía”, complementó el jurista.

Por último, manifestó que la situación se ha vuelto caótica en las parcelas tomadas, al mismo tiempo que reafirmó que no existe posibilidad alguna de que Inmobiliaria El Olivar venda los terrenos.

Enfrentar las problemáticas que se han producido

En tanto, el alcalde de Coquimbo, Ali Manouchehri, aseguró que desde el primer momento, se comprometieron a brindar apoyo a los vecinos de La Rinconada, que no lo están pasando bien. En lo relativo, dijo que si bien no tienen las competencias para tomar medidas y proceder al desalojo de quienes se tomaron ilegalmente los terrenos, han gestionado acciones que buscan enfrentar las distintas problemáticas que ha generado esta situación en el sector.

“Tras escuchar a los vecinos y vecinas de La Rinconada, la primera medida fue establecer, a través de la Dirección de Seguridad Pública, patrullajes 24/7 de nuestros inspectores y funcionarios de seguridad municipal. Esto coordinado también con la PDI y Carabineros para prevenir la ocurrencia de delitos y entregar mayor seguridad en el sector”, añadió.

En lo que se refiere a temas legales, el edil aseveró que se ha prestado asesoramiento jurídico a la comunidad acerca de los procedimientos a seguir cuando ocurre una toma ilegal. Pero lo más importante, es que el municipio ha sido un ente facilitador y mediador en reuniones con autoridades como por ejemplo, analizando y buscando soluciones para esta problemática junto al delegado presidencial Ignacio Pinto, asimismo, junto a los vecinos se entregaron los antecedentes al fiscal regional, Adrián Vega, para que se investiguen presuntos delitos que podrían estar cometiéndose en la toma.

Manouchehri concluyó que “estamos preocupados, sabemos que esto ha generado un daño emocional gigantesco en la comunidad que vivía tranquilamente en La Rinconada y por ello, hemos dispuesto apoyo desde nuestras distintas unidades para que los vecinos del sector no se sientan solos”.