Radio Continente FM

NOTICIAS

Veterinarios de La Serena y Coquimbo acusan agresiones de clientes

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El último hecho se produjo en una clínica de La Serena, donde terminaron seis personas detenidas por riña. Desde la asociación de profesionales veterinarios señalan que en los últimos seis meses se han registrado al menos 8 agresiones a profesionales de la conurbación.

Una violenta agresión denunciaron los funcionarios de la clínica veterinaria Suiza en La Serena, luego que una persona cercana a uno de sus clientes solicitara información de un gato que estaba siendo atendido, pero que le fue negada por no estar registrado como responsable.

Además, cuentan que el hombre comenzó a reclamar por los cobros de los exámenes tomados a la mascota. La discusión subió de tono y se inició una pelea, donde el aludido habría fracturado uno de los ventanales.

En este contexto, desde Carabineros indicaron que se registraron seis detenidos por este hecho, entre ellos los dueños de la mascota y el personal del recinto.

Aumento de agresiones

Desde el Colegio Médico Regional de Veterinarios acusan que situaciones como estas han ido en aumento en La Serena y Coquimbo, sumando ocho agresiones en los últimos seis meses.

Sobre las causas, señalan que principalmente están relacionadas con no cumplir la exigencia del cliente, discrepancias en la atención, cobros y tiempo de espera.

En ese sentido, el presidente del Consejo Regional del Colmevet, Fernando Costa Del Río, expresó que están observando con preocupación los reiterados daños físicos y materiales, lo que se agudizó en tiempos de pandemia.

“Como gremio pensábamos que íbamos a trabajar menos, pero fue al revés, trabajamos mucho más. En este contexto, con el estrés y secuelas del encierro, muchas personas han reaccionado de manera violenta con nuestros asociados”, indica.

Las razones

El dirigente explica que en varias oportunidades llegan clientes con mascotas enfermas después de 10 días, por lo tanto no logran la recuperación esperada.

“Muchas de ellas, por el tiempo transcurrido no tienen cura y fallecen. La gente frente a la frustración de perder a su mascota, asume inmediatamente un proceso mental que lo asocia a negligencia, sin tener pruebas. Para ellos el culpable es el veterinario”, lamenta.

Agrega que cuanto esto ocurre, se molestan al momento del cobro. “La gente cree que no tiene que pagar si muere, cosa que no es así. Lo otro es que las personas quieren una solución en el menor tiempo posible y al menor costo”, señaló el profesional.

El veterinario dice que lo otro que genera molestia es el cobro de algunos ítems anexos, como vacunas y radiografías. “La medicina veterinaria evolucionó y es necesario hacer un diagnóstico apoyándose en las nuevas tecnologías que tenemos”, argumentó.

Licencias médicas

El veterinario cuenta que muchos de sus agremiados han tomado licencias sicológicas y siquiátricas por estrés laboral. Como también existen denuncias en los juzgados de policía local y civil por agresiones o lesiones graves a colegas.

“Funas” en redes sociales

Otra de las situaciones que inquieta al gremio es la cantidad de “funas” por las redes sociales contra veterinarios. Al respecto, Costa del Río señala que a través de estos medios se hacen denuncias injustificadas, exponiendo a los profesionales.

“Se ven expuestos a estas funas y maltratos por las redes sociales, los acusan de cosas que son tergiversadas. Otros solo trabajan en las clínicas y no son ni dueños, pero se ven igual perjudicados”, explica el médico.

Por último, hizo un llamado a la comunidad a cuidar la relación profesional médico veterinario y tutor, base fundamental en el desarrollo del ejercicio de la medicina veterinaria en el país, para así velar de manera eficiente por la salud de todos los pacientes que necesiten atención en las comunas de la Región de Coquimbo.